Contra la mentira lopezobradorista

  • URL copiada al portapapeles

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, convirtió al Movimiento Antorchista Nacional en uno de los principales enemigos de Morena, porque los análisis científicos de nuestros líderes demuestran el fracaso total de la “Cuarta Transformación” en la dirección del país. La rabia de López no es nueva. Desde hace muchos años nos ve como un estorbo en el crecimiento de masas de Morena (antes del PRD o del PT), mismo que se hace engañando a los mexicanos. Cuando Andrés Manuel fue jefe de Gobierno de la Ciudad de México se nos amenazó con asesinatos, su policía secuestró a varios de nuestros líderes (como al líder obrero Everardo Lara Covarrubias, a quien golpearon despiadadamente) y los desalojos de nuestros plantones en el Zócalo de la capital eran violentos y brutales (los granaderos armados obligaban a los hombres, mujeres y ancianos antorchistas a correr desde el Zócalo hasta Los Reyes, en medio de la noche y sin importarles que hubiera lluvia).

Antorcha, pues, conoce a López Obrador y critica su proyecto de país desde hace muchos años, porque, como ahora lo vemos, es un proyecto que nos ha llevado a todos a la muerte, al hambre, al desempleo, a la explotación inmisericorde en las fábricas o cualquier trabajo y a muchos más males que afectan a todos los mexicanos.

No fue extraño, por ejemplo, que en su gira de agradecimiento por su triunfo presidencial en el 2018 en todo el país, AMLO iniciara una dura campaña de desprestigio, injurias y calumnias contra la “Antorcha Mundial”, que fueron transmitidas “como verdades” en los medios más importantes del país y en buena parte de la prensa local en los estados. Se nos acusó de mocheros, huachicoleros y más delitos que nadie, jamás, ha logrado probar. Por aquellos días, la organización sufrió asesinatos y accidentes raros de activistas y campesinos en Oaxaca, Hidalgo, Sinaloa, Tlaxcala y el Estado de México. No sé si fueron ordenados por la presidencia, pero sostengo que los discursos de odio lopezobradorista desataron una ola criminal contra nosotros.

Para apaciguar la cólera del nuevo gobierno del país, miles de antorchistas acudimos a todos los eventos del presidente a exigirle, cara a cara, un alto a las calumnias y respeto a una organización que agrupa a 2 millones 500 mil mexicanos humildes. Las protestas antorchistas tuvieron un resultado: momentáneamente se dejó de acusarnos. Pero las fuerzas contrarias nunca dejan de golpearse una contra otra, porque la fuerza social en declive da latigazos a quienes impulsan el cambio social que las tirará en la basura, que es el lugar que les corresponde. De manera que, en casi todos los estados gobernados por Morena, unos más y otros menos, nuestra organización fue castigada con el aparato policiaco y la prensa que se ponía en oferta para reproducir las calumnias de los líderes morenistas y gobernadores que, sin nada nuevo en la cabeza, copiaban lo que AMLO ya había dicho antes. Y, a pesar de todo, sobrevivimos. Seguimos siendo la fuerza social organizada más importante de este país, porque AMLO jamás pudo probar sus denuncias y porque la gente organizada jamás nos abandonó ni creyó en las mentiras presidenciales, gracias a su educación política y a que la realidad también enseña.

Pero AMLO no descansa y una vez más, en menos de una semana volvió, de la nada, a calumniar al Movimiento Antorchista. Según él, la extinta Secretaría de Desarrollo Social nos entregó entre 10 o 20 mil millones de pesos. Él mismo no da la cifra exacta o inventa una cada que nos acusa. El primer ataque lo lanzó el viernes 11 de marzo, en una gira por Chiapas. El segundo lo hizo el jueves 17 de marzo. He demostrado ya, que no es la primera vez que el presidente escupe la cólera que le corroe las entrañas contra Antorcha. Y tampoco somos los únicos atacados en “las mañaneras”. Sus enemigos políticos son bastantes: los periodistas, los políticos, los empresarios, los sindicatos, las organizaciones, los maestros, los campesinos, los colonos, los universitarios y todo aquel que no concuerde con la ideología morenista.

Según el presidente, “solo Antorcha Campesina se llevaba como 20 mil millones cada año [de los programas de entrega dinero]. Y la mayor parte de ese dinero no llegaba a la gente pobre. Y así muchos otros organismos (…) de las organizaciones no gubernamentales”. Falso, de cabo a rabo. Nuestra organización nunca ha sido una intermediaria de nada y la prueba es muy clara y objetiva: el gobierno que da apoyos económicos a la población siempre se ha cuidado de entregarlos mano en mano, porque ese gobierno no busca ayudar al hambriento a salir de pobre, sino que ese hambriento le agradezca que pueda comer y que, por lo tanto, esa persona vote por su partido en las elecciones. Trampa vieja de democracia vieja. Con Morena, nada nuevo bajo el sol. Se trata de la misma política de “los gobiernos anteriores” entregada ahora por el gobierno de la 4T.

Las mentiras de AMLO las han desmentido sus propios empleados. Y no puede probar que nos dieran 20 mil millones o cualquier otra cifra inventada. Desde el año 2020, con la Unidad de Inteligencia Financiera de Santiago Nieto, se nos investigó a fondo, se nos bloquearon cuentas bancarias, se culpabilizó en los medios nacionales y en las redes sociales, a pesar de que fracasó en sus “investigaciones”, pese a tener toda la inteligencia y fuerza del Estado. ¡Le ganamos todos los juicios! Tuvieron que desbloquear las cuentas y volverse a encolerizar por la honestidad antorchista. Obviamente, ni el presidente ni Santiago Nieto fueron con la prensa a decir: nos equivocamos. Es más, para colmo de males, el señor Santiago Nieto, verdugo oficial desde el patíbulo de Morena, fue destituido vergonzosamente de la UIF, después de encontrarse que tenía propiedades que no corresponden a sus ingresos, que era un corrupto. Un ladrón de cuello blanco, como dice su amo en las mañaneras.

¿Y por qué de nuevo las calumnias? México sufre problemas económicos, políticos y sociales debido a la ignorancia medieval y el pésimo estilo de gobernar de Morena y la 4T, con AMLO en la punta del barco. Y Andrés Manuel ha sido criticado por la lujosa vida de su hijo en Estados Unidos, las empresas de chocolate que los “hicieron millonarios”, los apoyos ilegales y millonarios a sus hermanos, como Pío, al que nadie conocía hasta que salió en el video al puro “estilo Bejarano” o “estilo Ahumada”, así como por graves problemas que involucran al abogado Julio Scherer, al fiscal Alejandro Gertz Manero, a su amigo Manuel Bartlett Díaz o varios de los líderes de Morena, como Yeidckol Polevnsky, por lo que el presidente se inventa distractores mediáticos para evitar que se hable de todo eso y la prensa dirija sus balas bajo las acusaciones no probadas contra organizaciones sociales como Antorcha.

            AMLO volverá a encontrarse con los antorchistas en las próximas giras que realice en Puebla, porque estamos listos para exigirle respeto y para probarle que sus calumnias nos hacen lo que el viento a Juárez: seguimos siendo la organización política poderosa en masas y fuerza, pese a la guerra de exterminio de la 4T. Aquí lo esperamos, señor presidente.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles