¿Trampa, fraude o engaño la Revocación de Mandato?

  • URL copiada al portapapeles

La Revocación de Mandato, que no Ratificación de Mandato, es una trampa mañosa, un fraude y un engaño promovido por el mismo estado y los seguidores de MORENA.

La gran preocupación del mismo Presidente Andrés Manuel López Obrador –AMLO- ha llevado a los excesos de violar la Constitución Política de México, algo que AMLO, Senadores, Diputados, Gobernadores juraron cumplir y hacer cumplir, y ahora se la pasan por el arco del triunfo.

¡Violan la Ley en forma inmisericorde!, y como dice el clásico: “Y nadie hace nada”.

Ahora si, como si fuera en la escuelita: Empecemos por el principio.

La Ley de Revocación de Mandato no existía y se elegía a un presidente por 6 años.

Pero a López Obrador, ante tan alta popularidad sólo quiere refrendarla, sabe que no lo sacarán porque además manipula a los legisladores teniendo mayoría y pretende con esa fortaleza dejar a su sucesor.

Un día se le ocurrió lo de la Revocación de Mandato y que se hiciera a la mitad del sexenio y mandó la iniciativa, la cual fue aprobada por todos sus lacayos, perdón legisladores, sin cambiarle una sola coma.

El INE, asociaciones de abogados, gente de la sociedad civil se oponían porque las leyes no son retroactivas y López Obrador debía cumplir sus años de gobierno.

Fue entonces que el Presidente empezó la embestida contra el Instituto Nacional Electoral, porque además como magistrados, jueces y otros funcionarios federales se opusieron a bajarse el sueldo.

Eso molestó mucho a Andrés Manuel y empezaron los ataques directos contra el INE. Lorenzo Córdova, Ciro Murayama y muchos más.

Luego el árbitro electoral, tras aprobarse la Ley de Revocación de Mandato, habló de la necesidad de contar con un presupuesto de 3 mil 831 millones de pesos para organizar esta consulta, exponiendo que era para la instalación de casillas e integración de mesas directivas, imprimir los miles de listados nominales que deben existir en las casillas, la organización total de la revocación, el voto de los mexicanos en el extranjero, así como el monitoreo de medios de comunicación, entre otras cosas.

Sin embargo, al INE le hicieron los diputados un recorte cercano a los 5 mil millones de pesos para este 2022 y designaron para la Revocación de Mandato 1 mil 567.4 millones de pesos.

Aquí un paréntesis.

En lugar de malgastar este dinero en una Revocación que no servirá para nada, ¿porque no comprar medicamentos para los niños y mujeres con cáncer, apoyar los mecanismos de defensa de las mujeres y las niñas, fortalecer áreas del deporte, sin darle dinero a Ana Gabriel Guevara y muchas otras cosas más?.

Cuando se promulga la Ley de Revocación esta dice claramente: “Es el instrumento de participación solicitado por la ciudadanía para determinar la conclusión anticipada en el desempeño de la persona titular de la Presidencia de la República, a partir de la pérdida de la confianza”.

Y la pregunta es: ¿Entonces quién debe promover la Revocación de Mandato?

No el Presidente. No los Diputados, No los Senadores, No los Gobernadores, la ley es muy clara y dice “Es un instrumento de participación solicitado por la ciudadanía”. ¿Y los mexicanos cuando lo solicitaron?.

Entonces, porque el Presidente desde el pulpito de Palacio Nacional nunca paró en promover la recolección de firmas que se hizo a través de su partido MORENA, así como las áreas de asistencia social del gobierno como es la Secretaria del Bienestar, con los empleados del gobierno llamados “Siervos de la Nación” que anduvieron recorriendo calles y colonias en el país para reunir, por medios incluso coercitivos, su firma y la entrega de la copia de la credencia del INE.

Las firmas recabadas según informó el INE son más del 3% del censo electoral que pide la propia ley, y suman 2 millones 845 mil 634 personas mismas que se registraron a favor del referéndum.

AMLO, la izquierda y muchos de los legisladores, años atrás, exigieron modificar la Ley Electoral para exigir que se frenara la propaganda de obras y servicios que deben brindar los gobiernos, que los funcionarios y legisladores no pudiera hacer campaña en los periodos electorales y de repente Diputados Federales y Senadores de MORENA se inventan un decreto que, aclaro, no puede estar por encima de la Constitución, para darle “Su interpretación a la ley” y poder promover lo que han llamado “Ratificación de Mandato”, este término tampoco existe en la Ley, la cual violan un día SI y al otro También.

Para este proceso de Revocación de Mandato el listado nominal es de 92 millones 823 mil 216 personas inscritas, que son las pueden sufragar.

Para que la consulta sea vinculante, es decir que se tome en cuenta la votación, se necesita el 40 % de los votos del listado nominal, es decir 37 millones 129 mil 286 sufragios, y la decisión a tomar será de acuerdo al 50 % más un voto a favor o en contra.

En 2018 Andrés Manuel López Obrador –AMLO- se alzó con la victoria con 30 millones 113 mil 483 sufragios.

¿Alguien estima que AMLO logrará superar esa cifra de 30 millones ahora?

Por eso las huestes del gobierno, Senadores, Diputados Federales, Locales y Gobernadores están avocado y preocupados, porque si no se cubre la cuota en el país de más de 37 millones de votantes habrá sido un fracaso.

¿Pero qué pasará si no se logran los más de 37 millones de votos?

¡Nada, absolutamente, nada!, los cosas en el gobierno seguirán igual.

Pero habrá responsables, culpables y los primeros raspados serán del INE, acusados de no haber hecho bien el proceso, de estar “en contra de la democracia”.

¡Y pedirán cabezas, habrá señalamientos y hasta juicio pedirán los lacayos de la 4T!. Eso se los anuncio desde ahora.

Sobre el resultado de la consulta puede vislumbrarse que un 90 % de los que acudan a las urnas, aunque no se llegue a los 37 millones, habrán votado por la permanencia de López Obrador.

¿Lo anterior porqué?.

Porque con dinero público ya están adiestrando y habrán de movilizar gente el día de la votación, desde hoy en los estados a maestros, personal afín a MORENA en los gobiernos ya les están exigiendo llevar a sus familiares a votar y más si están registrados en los programas sociales.

¿Pero cuál es la trampa, cuál es el fraude, cuál es el engaño?

Invitar a los opositores a que salgan a votar para lograr los 37 millones de votos y con ello demostrar que tienen la mayoría en el país.

Además: ¿Alguien cree que si perdiera, eso no va a suceder, aceptaría la derrota?

¡Claro que no!

¿Pero qué pasa si nadie sale a votar?

Primero: no lograrán los votos necesarios para que sea vinculatorio.

Segundo: Se exhibiría que quienes acudieron a las urnas fueron en su mayoría acarreados, Morenistas, Chairos y los vinculados a los programas sociales. La votación cargada a un solo lado sería anómala.

Pese a todo festejarían como en el 2018 y dirían que la mayoría de los mexicanos está con Andrés Manuel, aunque tengan menos votos que hace 3 años.

Y el gran culpable y que pedirán su desaparición o modificar la ley para acotarlo será el INE.

Para eso falta poco tiempo.

¿Finalmente quieren hacerle el caldo gordo a López Obrador y MORENA?

¡Mejor déjenlos solos con su Ratificación o Revocación de Mandato!.

 

COMENTARIOS Y SUGERENCIAS

CORREO: lagg9756@yahoo.com.mx

Twitter: @Luiguiglez

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles