Economía 2022

  • URL copiada al portapapeles

El último bimestre del año 2021 presentó una tasa de crecimiento de la economía del 1% mientras que el crecimiento durante el inicio del 2022 es de 1.8%. Las actividades secundarias (industria) presentaron el mayor crecimiento (4.3%). El reto que sigue enfrentando la economía mexicana es superar las caídas de 4.8% y 4.2% presentadas en los dos primeros meses del 2021.

Por un lado, el escenario inflacionario que se vive derivado de la pandemia y de la guerra ruso-ucraniana ha obligado a elevar los tipos de interés (al 6.5%) y los precios de las materias primas siguen al alza. Lo anterior se reflejará en una desaceleración de la inversión privada, factor fundamental del crecimiento económico.

A pesar del panorama adverso, las proyecciones de crecimiento para 2022 en nuestro país son positivas, aunque modestas en el sentido de que van en línea con el promedio de las últimas décadas. Lo anterior no es un asunto menor dado que estamos atravesando los efectos de una de las crisis más importantes de los últimos tiempos.

Lo anterior ha sido posible gracias a dos elementos fundamentales. El primero, es que México ha mantenido su deuda estable durante la crisis. No contrató deuda para comprar equipo médico o vacunas. La eficiencia en el gasto público ha sido la clave para la reorganización del ejercicio del presupuesto. Esto ha permitido un margen fiscal para controlar la inflación de los precios de los energéticos. En segundo lugar, el apoyo a los sectores más vulnerables de la población ha servido de tregua en momentos de mayor desempleo.

Tal vez la mayor enseñanza que nos deja el panorama actual es que un país sin soberanía alimentaria y energética no es un país libre. Sin esas dos características, los estados se ven expuestos a los intereses más egoístas de otras naciones o de firmas energéticas internacionales. Es tiempo de que en nuestro proyecto de nación primen los intereses nacionales y públicos, el amor propio, el desarrollo de nuestras capacidades productivas, de nuestro campo y de nuestros mares, el desarrollo de nuestro capital humano. Como decía Benito Juárez (para la gloria de México): “Todo lo que México no haga por sí mismo para ser libre, no debe esperar, ni conviene que espere, que otros individuos u otras naciones hagan por él”

 

José Ángel Alcántara Lizárraga

Profesor de Economía / Tiempo Completo

Tecnológico de Monterrey, Campus Puebla

 

La opinión expresada en este artículo es responsabilidad del autor y no refleja el punto de vista del Tecnológico de Monterrey.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles