¿Me sirve de algo tener un registro en Buró de Crédito?

  • URL copiada al portapapeles

Supongamos que quieres conseguir un crédito para comprar un coche o una casa. Si en este momento fueras, por ejemplo, al banco a solicitarlo ¿qué probabilidades tendrías de que aprobaran tu solicitud de crédito? ¿Qué tipo de condiciones te podrían ofrecer? ¿Cómo saber si de verdad estás siendo objetivo con las respuestas que acabas de darte?

Una forma efectiva para darte una idea a estas preguntas es consultar tu Reporte de Crédito Especial en Buró de Crédito (es gratis una vez cada 12 meses) antes de presentar tu solicitud; trata siempre de proyectar una imagen interesante y confiable para que el banco confíe en ti; esto se hace teniendo experiencias crediticias, pagando puntualmente tus créditos, no consumiendo la totalidad de tus líneas de crédito, no generando quebrantos o fraudes.

Los pagos puntuales muestran que eres responsable y que has aprendido a organizar tu dinero para pagar a tiempo, mientras que un nivel de deuda adecuado muestra que aún tienes margen para pagar bien un nuevo financiamiento y que no estás viviendo del crédito.

Consultar tu historial en Buró de Crédito te sirve para saber con claridad como estás en esos dos puntos, muy importantes, a fin de detectar oportunamente si requieren atención. Por ejemplo, observar si hay retrasos en el pago de un crédito o un adeudo importante en tu tarjeta que pueda hacer pensar al banco que darte un crédito adicional te hará perder tu equilibrio financiero.

Como puedes ver, consultar tu historial te sirve para hacer un autodiagnóstico de tu situación crediticia, reconocer tus puntos fuertes y atender los elementos que lo requieran. En www.burodecredito.com.mx hay una herramienta gratuita llamada “Tu Asesor” el cual te guía en qué acciones tomar para mejorar tu Reporte de Crédito Especial.  

La información de Buró de Crédito también resulta de gran utilidad para los otorgantes de crédito ya que su objetivo principal es generar relaciones exitosas y de largo plazo.

Los historiales les permiten realizar estos cálculos con mayor rapidez, de forma objetiva y a menor costo, pues eliminan la necesidad de realizar investigaciones adicionales para corroborar la veracidad de los datos colocados por el solicitante de crédito.

Al conocer si el solicitante tiene ya otros créditos cuyo pago consume una parte importante de sus ingresos, los otorgantes pueden calcular con más precisión si aún tiene margen para cubrir un nuevo adeudo o ya está saturado, por lo que concederle un nuevo financiamiento lo llevaría a sobreendeudarse y caer en impagos.

De igual modo, al conocer si la persona ha pagado puntualmente o tiende a presentar retrasos, los otorgantes pueden hacerse una idea más clara del desempeño que tendría si aprueban su solicitud.

El acceso de los otorgantes a esta información estimula la expansión del crédito, pues les proporciona los elementos necesarios para hacer un mejor cálculo del grado de riesgo y oportunidad que cada solicitud implica.

Sin esta información se generaría una fuerte incertidumbre que llevaría a los otorgantes a actuar con mucha reserva. Además, se verían en la necesidad de hacer largas y costosas investigaciones para conocer a detalle a los solicitantes, lo cual aumentaría los costos de dar y recibir crédito, habrían más trámites, los tiempos de respuesta serían más largos, y los riesgos aumentarían.

 

Wolfgang Erhardt

Vocero Nacional de Buró de Crédito

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles