Jóvenes construyendo un futuro de integridad

  • URL copiada al portapapeles

“Cuando no tomas una postura en contra de la corrupción, tácitamente la apoyas.”

Kamal Haasan

Es una realidad que para las y los mexicanos, la corrupción representa uno de los mayores problemas y retos a enfrentar, al igual que la pobreza, la desigualdad y la inseguridad. Constantemente escuchamos datos acerca de cómo México desciende posiciones en estándares internacionales o leemos noticias de escandalosos desvíos de recursos públicos para satisfacer muy ambiciosos intereses privados, por poner algunos ejemplos. Y cuando nos encontramos en una de estas situaciones solemos pensar que la respuesta está en el propio gobierno o en las empresas; pero, ¿Qué hacen las universidades en este tema? ¿Qué papel juegan las/os jóvenes para generar incidencia en la agenda pública?

En el Tecnológico de Monterrey se trazó hace más de ocho años una ruta para construir un futuro de integridad, aprovechando las capacidades y el talento que tienen las nuevas generaciones. De forma institucional se han creado espacios, oportunidades y acciones a favor de la integridad y una cultura cívica democrática. En la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno en Campus Puebla surgió en 2015 “Reconstruyendo Ciudadanía”, la primera iniciativa de concientización y participación ciudadana con el propósito de impulsar una agenda de incidencia pública que hicieran propia en ejes transversales: ética, ciudadanía, cultura política e innovación con un Banco de Proyectos de Emprendimiento. Periodo en el que observamos como principal problema la corrupción.

En 2016 se implementó la “Semana i Solo para Incorruptibles” que fue compartida con líderes juveniles de diversos partidos políticos, Transparencia Mexicana, IMCO, COPARMEX, CEMEFI, Volkswagen y empresas que comparten el mismo objetivo de combate a la corrupción en todos los sectores: público, privado y social. Siendo un proyecto académico multianual en el que participan estudiantes de todas las carreras, investigadores/as y especialistas, quienes viajan a Washington DC desde 2017, en alianza con organismos internacionales, universidades extranjeras, think tanks, periodistas e interesados en la agenda anticorrupción. Más tarde, a partir de esta experiencia creció el interés por detonar la vinculación institucional y el aprendizaje colectivo en esta materia, dando paso al Semestre i Solo para Incorruptibles en el que se han implementado dos proyectos con el gobierno federal, el gobierno municipal de San Andrés Cholula, el Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción de Puebla; así como la Pontificia Universidad Católica de Chile, la Universidad de los Andes, COPARMEX, CANACO y medios de comunicación para implementar un proyecto de investigación aplicada, analizando bajo una metodología de política comparada las mejores prácticas de México, Colombia y Chile.

Experiencia que detonó el liderazgo de las/os estudiantes por construir su propia agenda de trabajo en el combate a la corrupción; en 2018, al finalizar el Semestre i crearon el grupo estudiantil Solo para Incorruptibles, bajo una estructura funcional y una identidad propia, desarrollando proyectos y creando redes de colaboración con distintos actores en los periodos 2019-2020, 2020-2021, 2021-2022 y el de 2022-2023 que está en curso. Siendo las y los jóvenes que encabezaron este esfuerzo nuestro mayor orgullo porque su labor ha trascendido, logrando contagiar a las siguientes generaciones para hacer de este un proyecto sostenible. Nuestro reconocimiento a quienes han presidido el grupo estudiantil y a todos sus equipos: Dulce Cano, Miguel Ángel Vega, Dariana Calixto y Saraí Medorio.

Como parte de las líneas de acción del Tec de Monterrey en esta materia, la Escuela de Gobierno y Transformación Pública, creó en 2018 la Iniciativa de Transparencia y Anticorrupción (ITAC), como un esfuerzo institucional para impulsar la transparencia, la rendición de cuentas, la honestidad y la integridad de forma articulada. De esta forma, se llevan  a cabo acciones coordinadas y proyectos de colaboración, en el que jóvenes de las agrupaciones de Solo para Incorruptibles, de Campus Puebla, y de El Poder de Uno, de Campus Laguna y de Ciudad de México, impulsan una agenda compartida. La ITAC ha alcanzado importantes logros de carácter nacional e internacional desde que fue creada, destacando la plataforma de denuncia ciudadana de casos de corrupción relacionada con la pandemia; un repositorio libre, abierto y digital con material temático acerca de la corrupción y su combate en México y en el mundo; un estudio sobre la autonomía y los resultados de las Fiscalías Especializadas en el Combate a la Corrupción del país con recomendaciones para su fortalecimiento institucional. Así como un Observatorio de los Sistemas Estatales Anticorrupción, el proyecto Ciudadanía Activa, Rendición de Cuentas y Transparencia; sin dejar de mencionar el Hackathon Discorruption en el que jóvenes del país diseñan soluciones tecnológicas para combatir este problema y que ya cuenta con dos ediciones.

La meta es esperanzadora porque más jóvenes comparten una misma visión, que es lograr un país con los menores índices de percepción de corrupción, con instituciones transparentes y que rinden cuentas, que se rigen por su integridad, así como una ciudadanía proactiva en la denuncia de casos de corrupción que se busca que se sancionen. Sin embargo, se necesita también del compromiso de quienes llevamos años de distancia con respecto a ellos/as, como somos las/os profesores, directivos, colaboradores/as, EXATEC, padres de familia y toda la comunidad que se extiende a lo largo y ancho del país a través de las 25 entidades federativas donde tenemos presencia. Sin embargo, no debemos quedarnos ahí, conformes con nuestro propio entorno, sino ampliar la capacidad de incidencia e impactar en todas las esferas de la vida pública.

Así que el mensaje es claro hacia jóvenes de todas las universidades en el país, ya que en su conjunto, pueden diseñar e implementar proyectos sociales que busquen fortalecer nuestra cultura cívica para prevenir y combatir la corrupción; exigiendo la transparencia, la rendición de cuentas y la integridad de los gobiernos, las empresas y la sociedad en general. El país lo requiere y cada persona debe aportar una parte de la solución a este grave problema. Así que nos llena de esperanza que las/os jóvenes construyan hoy un futuro de integridad, confiando en su determinación de transformar el país.

Para más información, visitar la página de la Iniciativa de Transparencia y Anticorrupción del Tecnológico de Monterrey y de Solo para Incorruptibles: https://www.transparenciayanticorrupcion.mx/ y http://spincorruptibles.com/

 

Maribel Flores Sánchez

Directora de División de la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno, Campus Puebla

Coordinadora y Vocera de la Iniciativa de Transparencia y Anticorrupción del Tecnológico de Monterrey en Puebla

Gustavo Andrés Solís Novillo

Estudiante de la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno, Campus Puebla

Líder estudiantil asociado a la Iniciativa de Transparencia y Anticorrupción del Tecnológico de Monterrey en Puebla

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles