La Vecindad

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


04 Ago 2020

Vecinas, vecinos, durante la pandemia eviten los festejos en los que exhiban más frivolidad que sensibilidad social…

Algo así le pasó a la diputada local del PES, Nora Merino Escamilla, que aún en situación de crisis por la propagación del SARS-CoV-2, apareció en un par de videos, difundidos en redes sociales, en los que se le observa dando rienda suelta a la diversión, uno en la playa y otro de pachanga con todo y banda…

Más tarde la legisladora admitió su error en lo que resultó un “acapulcazo” y ofreció disculpas, algo que hay que reconocer, no es un práctica común de parte de los políticos cuando meten la pata hasta el fondo. Lo que no quita la banalidad de su comportamiento justo cuando hay más de 2 mil muertes en Puebla.

Del otro video, sobre el panchangón, asegura que no es del momento y hasta pruebas ofreció.

Más de uno espera que la balconeada le sirva para comprender que, como ella bien lo dijo, es ejemplo para un grupo de ciudadanos y justamente por eso, muchos reniegan al uso de cubrebocas o al confinamiento.

***

Y ayer quedó claro que el presidente municipal de Tlatlauquitepec, Porfirio Loeza Aguilar, es experto en mañanas y trampas…

Todos se acuerdan que el Congreso del Estado lo sancionó por incurrir en irregularidades en un primer mandato, que coincidió con la época del morenovallismo, pero contra todo y contra todos, se aferró al hueso, perdón, al puesto, y terminó el mandato. Ahora que repite como alcalde, destituyó a tres inspectores indígenas solo porque “se atrevieron” a solicitarle recursos públicos para sus comunidades.

El Tribunal Electoral del Estado de Puebla ya revisó el caso y falló a favor de los representantes étnicos, ahora falta que el político sea notificado y cumpla con la sentencia, porque ya sabemos que el respeto a la ley no es su fuerte.

***

Aunque para muchos no era una mala idea, resulta que en la ciudad de Puebla no se castigará a las personas que no usen cubrebocas, después de que la Sindicatura Municipal elaboró un análisis cuyos resultados fueron que la propuesta es inviable. La iniciativa de Gustavo Ariza Salvatori, titular de la Secretaría de Protección Civil y Gestión de Riesgos del gobierno municipal, se quedará solo como una reflexión ahora que se cree que lejos de beneficiar, una acción de esa naturaleza terminaría por provocar más problemas.

Lo malo es que las campañas para llamar a la población para que utilicen la mascarilla aún no arroja los resultados esperados.

***

Francisco Castillo Montemayor, identificado por sus improperios, no de ahora sino desde los tiempos del marinismo del que formó parte, terminó perdonado por el Tribunal Electoral del Estado de Puebla.

Curioso que el “asesor” siempre argumenta que lo descalifican, como mecanismo de defensa…

 

Vecinas, vecinos, nos leemos mañana.

  • URL copiada al portapapeles