La Vecindad

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


13 Oct 2020

Vecinas, vecinos, hay quien ve muy rara la posición del Tribunal Electoral del Estado de Puebla y particularmente de su presidente, Jesús Gerardo Saravia Rivera, que ahora habla hasta de revocación de mandato.

 

Es curioso, dicen, porque en más de dos años este órgano jurisdiccional ha revisado muchos casos sobre incumplimiento de obligaciones salariales de parte de gobiernos municipales, particularmente de decisiones de alcaldes, pero nunca, con un pronunciamiento duro, que suena más a disputa política.

Hay quien cree que los magistrados se excedieron al recomendar, como opción, que se analice la revocación de mandato de la presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, cuando en otros casos, incluso más graves, simplemente resolvieron que paguen prestaciones y/o sueldos y listo.

Pero en este caso, muchos actores ven un linchamiento legal y político del Tribunal, orquestado por Saravia Rivera, que poco a poco comienza a “superar” a quien antes ocupó su cargo, Fernando Chevalier Ruanova.

¡Trágico!

 

***

Oigan, cuídense, porque cuentan que el líder char…, perdón, el líder sindical, Leobardo Soto Martínez, anda moviéndose otra vez en busca de una candidatura a diputación federal, local, lo que caiga. Y claro, no solo quiere posiciones para él, sino también para su gente, entre ellas, a la lideresa del Consejo Taxista del Estado de Puebla, Erika Díaz Flores.

De ahí que ya trabaja con el dirigente del PRI, Néstor Camarillo Medina, a fin de que paulatinamente, vayan tejiendo fino sobre los puestos a los que tendría derecho la organización obrera.

Lo más curioso, dicen, es que a pesar de los cambios políticos por conveniencia de Soto, quien ya apoyó al morenovallismo y recientemente a Morena, ahora quiera una vez más su “cuota” en el priismo… y peor, ¡que estén pensando en otorgarle candidaturas!

 

***

A ver qué tal le va a la presidenta municipal de Huejotzingo, Angélica Alvarado Juárez, hoy que presenta su Segundo Informe. No es un secreto que su mandato no ha resultado afortunado porque hasta ahora, hay más pendientes que resultados, como sucede específicamente en materia de seguridad pública.

Nadie olvida el asesinato de cuatro estudiantes poblanos, de la BUAP y UPAEP, que motivó una marcha multitudinaria.

Y aunque no tan sonados, hay muchos casos más que exhiben la falta de estrategia en el combate a la delincuencia organizada, que encontró un sitio de residencia y operación en sitios como la cabecera municipal y Xalmimilulco.

 

***

Y todo parece indicar que El Tigre de Puebla ya no abrirá más… así terminan, en crisis, 50 años de tradición comercial.

 

Vecinas, vecinos, nos leemos mañana.

  • URL copiada al portapapeles