La Vecindad

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


29 Dic 2020

Vecinas, vecinos, entre dimes, diretes, jaloneos políticos y desafíos a las autoridades, así transcurrió el primer día del segundo cierre de actividades no esenciales en Puebla, después del anuncio del gobierno de Miguel Barbosa Huerta, ante el aumento de casos de covid-19.

 

Los gobiernos municipales de PueblaAtlixcoAmozocTepeacaTexmelucan, entre otros más, mostraron su disposición para cumplir con el exhorto de impedir la colocación de comercio informal, al menos en estos días de alerta máxima por la propagación del SARS-CoV-2. El problema es que quedaron rebasados por ambulantes y tianguistas.

 

Por supuesto será muy complicado para estas administraciones, más allá de que sean morenistas o panistas, o de cualquier símbolo político, lograr que la vía pública quede libre; aún hay tiempo por delante, lo que deberían aprovechar para proponer un plan integral de reordenamiento.

 

***

Hay dos partidos políticos que durante un par de años jugaron con muy bajo perfil y, aseguran, en el 2021 podrían resurgir en una coalición que les garantice su sobrevivencia política, porque no poseen capacidad ni estructura real para enfrentar en solitario las elecciones del próximo año, y se trata de Pacto Social de Integración y Compromiso por Puebla, ambos surgidos de la mano del morenovallismo.

 

Por una parte, el primero, bajo la dirección de Carlos Navarro Corro, espera cabildear y negociar en los siguientes 45 días, para definir su rumbo, y es que un paso en falso los dejaría sin registro. Una situación similar se vive con el otro instituto partidista, que preside, Laura Escobar Juárez.

 

Ya hicieron cálculos políticos, midieron su fuerza real y en breve tomarán decisiones. Ya veremos si conservan a sus aliados o cambian de intereses.

 

***

Así como esos partidos estarán a prueba, de los “grandes”, también habrá una dirigente a la que medirán sus capacidades políticas: Genoveva Huerta Villegas. Dicen que el Comité Ejecutivo Nacional le encomendó sacar el proceso interno con unidad y diálogo, lo que hasta ahora no va por muy buen camino, sin embargo, todavía no está dicho todo.

 

Así que enero y febrero serán claves para que realmente asuma el liderazgo que requiere el panismo poblano ya que, en caso de fallar, estaría a un paso de perder el control del blanquiazul; en cambio si logra conciliar intereses, se fortalecerá.

 

***

Por cierto, el dirigente del PVEM, ese partido bisagra que se mantiene en el poder por pura ambición política, ya se apuntó como aspirante a diputado local. Así es, Jimmy Natale, quiere ser legislador solo que debe esperar a que alguien decida no reelegirse para definir en qué distrito se anota, o si se va por la pluri...

 

Vecinas, vecinos, nos leemos mañana.

  • URL copiada al portapapeles