La Vecindad

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


01 Feb 2021

Vecinas, vecinos, no es que el Partido de la Revolución Democrática fuera ejemplo de unidad, es nos queda claro a todos, pero lo de ayer deja una vez más en evidencia que cuando se detona la lucha por el poder, logra que hasta en la propia casa se desconozcan y saquen las uñas... perdón, y afloren las disputas por el control de las candidaturas.

Esto porque mientras la exdiputada federal, Roxana Luna Porquillo, manifestó su apoyo total a Eduardo Rivera Pérez para la presidencia municipal de Puebla, el dirigente en funciones, Carlos Martínez Amador, deslindó al partido y sostuvo que no hay un apoyo específico para que alguien asuma la nominación.

Y cuando pareciera que todo sería un día de campo en la selección de candidato, de una coalición con posibilidades reales de triunfo, parece que cada vez más se empeñan en darle oportunidad a cualquiera que resulte ganador en el proceso interno de Morena. Pero esto no queda aquí, vienen más jaloneos.

 

***

 

Ahora bien, dicen que no necesariamente todo suma en política, ya que hay aliados que en lugar de beneficiar terminan por restar, y es el caso del respaldo que el fin de semana emitió el partido Pacto Social de Integración a favor de Eduardo Rivera, en la lucha por la candidatura a la alcaldía de Puebla.

Carlos Navarro Corro, con sus antecedentes políticos, no es precisamente una opción de gran valor para presumir. Hay que recordar que, en una década, pasó de apoyador del PRI de Javier López Zavala, a entusiasta colaborador del morenovallismo. Claro, dicen, ahora quiere mantener el registro y ya vio al expresidente de la capital como su opción más viable.

 

***

 

En Morena empieza a formarse un engrudo de aquellos con el aplazamiento de la definición de las candidaturas para las diputaciones federales, ahora porque abrieron un nuevo plazo para el registro de integrantes del Consejo Nacional para contener en la lista plurinominal.

Unos creen que es el legítimo derecho de esos militantes para contender, aunque, otros, aseguran que en realidad es una estrategia para seguir midiendo preferencias electorales y elegir a los mejores perfiles, a los que tengan más posibilidades de triunfo, y no regalar en las elecciones...

 

***

 

Al que ya le encantan los chapulines es al diputado local, Carlos Morales Álvarez, pero no por su sabor sino porque brincan una, dos, tres veces, o las que sean necesarias... Después de que se desempeñó como presidente municipal de Huejotzingo, por el PRI; diputado local, por Movimiento Ciudadano; ahora competirá por una diputación federal, con el uniforme del PRD.

¡Vaya brinco!

 

Vecinas, vecinos, nos leemos mañana.

  • URL copiada al portapapeles