La Vecindad

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


10 Abr 2021

Vecinas, vecinos, la movilidad en el gabinete de Miguel Barbosa Huerta pasó de un asunto estratégico a uno de inestabilidad, disputa política y, principalmente, de acumulación de mayor poder político de parte del grupo que encabeza el ex comisionado de la Policía Federal, Ardelio Vargas Fosado.

Los casos más recientes tienen el mismo sello: la defenestración para exhibir a los perfiles hasta humillarlos políticamente.

Está el caso de David Méndez Márquez, al que echaron en cuestión de horas; lo mismo le pasó a Guillermo Aréchiga Santamaría, en Movilidad y Transportes, al que incluso le enviaron la Policía Estatal; ahora le pasa a Raciel López Salazar. El gobernador ya le otorgó poder total a Vargas Fosado.

*

Por cierto, ya que hablamos del que fuera hasta ayer titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Raciel López Salazar, en cuestión de unos 45 minutos cambió el estatus de su salida del gabinete.

Primero el Gobierno del Estado anunció el “relevo” del funcionario, pero poquito después algo cambió y corrigieron, para precisar que no habían corrido, sino que, según el nuevo aviso oficial, él es quien había decidido renunciar...

Es evidente que al final desde Casa Aguayo tuvieron un gesto de cortesía política con el chiapaneco para que su retiro de la dependencia fuera decoroso, sin rastros de manchas en el expediente. Lo malo es que ganó en percepción el primer mensaje.

*

Como son días difíciles, dicen, es que el dirigente de Movimiento Ciudadano, Fernando Morales Martínez, quedó inscrito en el primer lugar de la lista de candidaturas a las diputaciones locales por la vía plurinominal. Esto le dará pase directo al Congreso del Estado si su partido supera el 3 por ciento de la votación el próximo 6 de junio.

Obviamente en este partido político apuestan a que sea mucho mejor el resultado y que por lo menos tengan de dos a tres integrantes en la siguiente Legislatura; pero mientras eso se concreta, ya amarró su estabilidad para los siguientes tres años, después vendrá la reelección.

*

Vaya zancadilla quisieron meterle al aspirante del PAN a la presidencia municipal de Ocoyucan, Jesús Giles Carmona, después de que el juzgado lo llamó a comparecer porque, presuntamente, había desacatado las medidas impuestas por esa instancia al vincularlo a proceso.

Al final, aseguran que el ex dirigente panista pudo comprobar que “alguien” dolosamente usó su nombre y firma en un amparo, justamente con el fin de que lo lleven preso y su campaña se quede en la loma...

Vecinas, vecinos, nos leemos el lunes.

  • URL copiada al portapapeles