La Vecindad

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


11 May 2021

Vecinas, vecinos, la diputada local Nora Merino Escamilla es víctima de su propia crítica después de que, ayer por la mañana anunció que no pedirá licencia de su curul y obviamente no dejará la presidencia de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado solo por ir poco más de 20 días a la campaña.

Así que, sin importar que en el pasado reciente descalificó a Claudia Rivera Vivanco por no pedir licencia, ahora la legisladora es la que decidió quedarse en su actual encargo y además realizar actividades proselitistas con el argumento de que el Legislativo se encuentra de receso.

¿Cómo se llamó la obra? Por supuesto que no es congruencia...

***

El candidato de Morena a presidente municipal de San Nicolás Buenos Aires, Ramiro González Vieyra no tuvo un buen inicio de semana... Cuentan que la madrugada del martes llegó a la localidad de Pozo Guerra y el vehículo en el que viajaba estuvo cerca de embestir a un hombre discapacitado.

Obviamente el hecho provocó indignación y tan pronto se enteró la comunidad de lo que había ocurrido, salieron y corrieron al candidato, al que le advirtieron que no regrese. Hay que ver si este incidente le cuesta votos en las urnas, porque lo seguro es que la gente no lo quiere volver ni en pintura.

***

En la calle, quienes ostentan las candidaturas piden debate para que los ciudadanos elijan a la mejor opción para la presidencia municipal de Puebla, pero en los hechos, y esto dicho por el presidente del Instituto Electoral del Estado, Miguel Ángel García Onofre, hasta ahora solo hay una solicitud formal.

Así que muy animados para entrar al ruedo, pero no tanto a la hora de definir la organización del evento, y considerando que la contienda es de un mes, y el ejercicio no es obligatorio, pues ya puede sacar conclusiones...

***

Vaya decepción que generó la participación del Ejército en la vacunación de segunda dosis de los adultos de más de 60 años. Todo empezó porque no existió orden para conformar la fila de acceso en la 25 Zona Militar y, en segundo lugar, porque les pareció muy buena idea que muchas de esas personas, pese a enfrentar dificultades de movilidad o discapacidad, los pusieran en una rampa...

Ahora si les falló el sentido común a los militares y de la forma más fea posible.

 

Vecinas, vecinos, nos leemos mañana. 

  • URL copiada al portapapeles