Adiós, José Juan, bye bye bye

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


15 Jul 2021

Vecinas, vecinos, con eso de que a ratos llueve, a ratos hace calor, a ratos frío, les aconsejo que se cuiden mucho en estos días, sobre todo porque ya huele a fin de semana. Recuerden que ese Juan Covid sigue suelto y ya llegaron algunos de sus familiares. 

No se anden descuidando porque las cifras que presenta el secretario de Salud en las mañaneras estatales están de miedo, con eso de que durante las últimas 48 horas hubo 245 nuevos contagios y ocho decesos. Así que ya saben: a cuidarse por nosotros y por los demás, no porque algunos ya se vacunaron o ya les dio anden creyendo que no es posible que se contagien, ahí tienen a Genoveva Huerta que anda sintiendo que el Covid anda de nuevo por sus rumbos. 

*

Hablando de segundas veces, qué tal que ya apareció un nuevo socavón en Puebla, esta vez en Ahuazotepec donde dicen, dicen, que un pozo es el responsable junto con las lluvias. Vamos a estar pendiente porque en una de esas el estado quedará como queso gruyere. Alguien prometió que las cosas cambiarían y, al menos, en cuestiones de topografía sí que lo está haciendo.

*

¡Ah que caray!, un dinerito menos que no recibirá José Juan Espinosa Torres. Y es que no supo o no pudo justificar sus ausencias como diputado local. Aunque usó sus acostumbradas estrategias, esta vez le falló.

Y pues como a cualquier trabajador que falta una y otra vez sin justificación válida, le aplicaron sanción y le dieron las gracias. ¿Qué dirán sus electores? Esos a los que no apoyó, no recibió, no atendió y ahora ya ni representa.  ¿Dónde está lo que ofreció en campaña? Ni siquiera alcanzó a cumplir sus promesas electorales. Y la sanción le llega justo donde más le duele, en su bolsillo.

Más en estos momentos que necesita para vivir cómodamente en el extranjero. 

Pasó de estar en Houston a Guatemala, con su familia política. Y ahora tendrá que cerrar la legislatura Rodolfo Huerta, su amigo y compadre, bueno, eso eran hasta hace unos meses.

Cuando José Juan le exigió pago de cuotas dicen los que saben que la pelea estuvo épica, hubo toda clase de insultos y terminó de la peor manera, cortaron la amistad.

Así que Huerta llegará a ocupar la curul y se lleva la mejor parte, el bono de despedida. Y ahí sí que el JJ va a pelear con uñas y dientes.

*

Los que de plano se traen en burla a los ciudadanos son los “honorables” diputados, que al final hicieron de chivo los tamales y no aprobaron nada de las leyes pendientes. ¿Quieren saber por qué? Pues la ley de irrupción legal del embarazo porque allá en Casa Aguayo se piensa que hacerlo sería hacerle la fiesta a Claudia Rivera, quien nunca dejó de manifestar su apoyo a esta petición.

La segunda, la de la ley de desaparecidos porque “tienen otros datos” que dicen que si ya hay una ley federal para qué tener una local. Seguro desconocen que las leyes se adecuan a cada entidad o municipio. ¡Háganme el favor!

*

Siguiendo con el tema de la LX Legislatura, donde ni la burla perdonan, la bancada de Morena se aventó la puntada de aplaudirle al malogrado aspirante a la alcaldía de Puebla, Gabriel Biestro, arropado del discurso de Nora Merino que destacó su tesón por conducir el Congreso durante la toma de las feministas.

Les digo que ni la burla perdonan. Por fortuna aquí les digo que ese Biestro se aventó la friolera de presentar nueve iniciativas en tres años, además, dejó colgados a los colectivos feministas justo cuando tuvo la ocurrencia de buscar la candidatura a la presidencia municipal.

Y para redondear su papelón, los del Congreso mejor pusieron a los tiras para evitar que los familiares de los desaparecidos fueran a exigirles que se pusieran a trabajar.

¡Ya ni la hacen!

Vecinos, vecinas, nos leemos sin falta el lunes.

  • URL copiada al portapapeles