La CNC vuelve recargada

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


02 Ago 2021

¡Qué tal, vecinos, vecinas! Arrancamos semana con mucha tela de dónde cortar. Primero porque como muchos de ustedes saben, o más bien nunca supieron, el famoso domingo de la consulta popular fue casi casi un evento privado para los más furibundos ciudadanos de izquierda, porque la mera verdad es que no se vio la tan esperada marcha a las urnas.

¿Malo? Sí, porque un tema que se venía posicionando desde el gobierno federal como un elemento fundamental de la administración no tuvo el eco que se quería y necesitaba. Y muchos dirán que el INE no puso de su parte y que faltó mucha difusión de la consulta que mandaría al banquillo de los acusados a los expresidentes, pero lo cierto es que cuando las estructuras andan rotas y debilitadas desde sus líderes en el gobierno poco o nada se puede hacer.

Eso sí, un aplauso a los vecinos que fueron a votar porque será el sereno pero la participación ciudadana siempre abonará a la democracia.

Lecturas habrá muchas. Costos y dividendos también. ¿Quién se fortalece con una debilitada votación impulsada desde el gobierno federal vía Morena? Hagan sus suposiciones.

*

Hablando de costos y deudas, la Confederación Nacional Campesina, mejor conocida por todos como la CeNeCé, está a un tris de recuperar su edificio de la 2 Sur para volver recargada. Así es, vecinos, la organización que años atrás era uno de los brazos más importantes del priismo está tratando de recomponerse y de mientras parece que su hogar -ese mismo que les quitaron desde el gobierno estatal, por ser un bien inmueble que presuntamente fue dado de forma sospechosa-, les será devuelto.

Todo se trata de negociar como se debe, de ver de qué lado se tuerce el dedo y quien le pisa la cola a quién. Quedan avisados de esta vuelta de timón que se tomó desde Casa Aguayo.

*

Los del Consejo Coordinador Empresarial se volaron la barda. Cómo ven que andan ofreciendo tierras a empresarios de Baja California para que vengan a sembrar uva. ¡Ah, eso sí!, al primer y único vinicultor en el estado, que se llama Miguel Hernández lleva unos cinco años partiéndose el lomo trabajando con productores e invirtiendo de su dinero, ni lo voltean a ver. ¡Bonito apoyo a los emprendedores de Puebla!

Vamos a ver si no le quieren aplicar un madruguete, pues como el trabajo de investigación, siembra, cosecha y producción está hecho, capaz y quieren agandallarse su proyecto.

*

Vecinas, vecinos nos leemos mañana.

  • URL copiada al portapapeles