Guillermo Deloya le juega chueco al PRI

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


28 Sep 2021

Por La Rascona*

 

¡Vecinos, vecinas! Los días avanzan en esta vecindad llamada Puebla y cada minuto que pasa hay cosas realmente muy extrañas. Pero así es la política. O eso dicen.

Su faltaba un partido político por tener sus problemitas internos, o más bien que estos salieran a la luz, es el Revolucionario Institucional. La verdad es que el partido tricolor sigue aspirando con las glorias que ya pasaron y tratando de renovarse, si es que eso aún es posible. Néstor Camarillo, el dirigente tricolor en el estado, siente que le están pisando los talones por la debacle que comicios tras comicios entrega como resultados. Si bien, el tema de las alianzas que ha tenido que hacer con el PAN es cosa que se decide a nivel federal, aquí en Puebla quedan bastiones que aprovechan las críticas y los yerros para llevar agua a su molino. Uno de esos grupos parece tener el nombre de Memo Deloya en un futuro. ¿Será?

*

Miren ustedes que ya pasó poco más de un mes de los desastres que dejó el huracán Grace en la sierra de Puebla y es la fecha que a varios municipios no les ha llegado el apoyo, y a quienes les ha llegado los dotaron con dos mil pesitos para lo que resta del año, un par de láminas de cartón y unas cobijas más delgadas que la línea de la tantita y la poquita progenitora. El asunto es que de repente cuando salen a decir que ya se está apoyando, que la estrategia que se ha tomado es la más mejor del mundo mundial, ya salió la mismísima directora del Sistema Estatal DIF, Leonor Vargas Gallegos, a decir que falta, y que falta bastantito para entregar apoyitos.

Así que ya se la saben, si nada extraño sucede ya se verá un regaño más y una fichita roja en el gabinete. Ahí la importancia de ponerse de acuerdo hasta para mentir. ¿No creen?

*

Ahora que hay muchos periodistas que se andan acreditando la paternidad de la “exclusiva” de que Enrique Guevara Montiel se perfila para ser el encargado de la seguridad en el gabinete de Eduardo Rivera, estaría bueno ver quién es el guapo que le pone el cascabel y le deja un torito para ver si así como ronca duerme y va tras los ambulantes de Fuerza 2000, ese grupo que formó el morenovallismo, que nutrió y lo ocupó de grupo de choque durante los comicios y que es uña y mugre del ahora diputado Mario Riestra Piña, el mismo que operó la capital para posicionar a Lalo.

O qué, ¿negarán el peso que tiene Federico López Flores en la estructura blanquiazul?

A ver si arregla las cosas como le gusta vociferar: a toletazo.

 

Vecinos, vecinas nos leemos mañana, recuerden que ya podemos estar en contacto directo y chismear más a gusto en lavecindad@elpopular.org

  • URL copiada al portapapeles