Con portazo reciben a AMLO en Puebla

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


04 Oct 2021

Por La Rascona*

¡Vecinos, vecinas! Pues vaya manera de arrancar semana, una semana que se antoja extraña, extravagante, de mensajes cruzados y hasta con Andrés Manuel López Obrador incluido. Miren ustedes, en la visita del presidente de México allá en Huauchinango, donde se supone que hablarían de los damnificados por el huracán Grace y donde en teoría el gobierno del estado entregaría buenas cuentas sobre el manejo de la crisis, pues nomás no se pudo. Al viejo estilo del portazo un comité de manifestantes irrumpió cuando el mandatario federal hablaba para hacer reclamos a la falta de apoyos.

Y así, en la mismita cara del gobernador de Puebla echaron en cara todo esto. ¿Y AMLO? Pue no muy contento que digamos. Y a pesar de que públicamente dio una palmada al gobernador, algunos de nuestros chismosos de cabecera nos cuenta que de la voz del líder de la cuatroté se dejó escuchar un: “¡Así no, Miguel!”

*

Hablando de la semanita con la que arrancó el gobierno el estado no podemos dejar de lado el mensaje que significa que durante los días de la visita del presidente a Puebla, la revista nacional Proceso dedicara nada más y nada menos que cuatro planas a Miguel Barbosa, con un nada halagüeño encabezado que lo coloca -aprovechando una frase de la diputada Inés Parra-, como alguien peor que el difunto Rafael Moreno Valle.

El reportaje, que saca a relucir el caso de Coyomeapan que aquí ya les había contado, es además un recuento de todas y cada una de las acciones en contra de la libre manifestación y la disidencia, así como la nula tolerancia y el respaldo caciquil que proviene desde Casa Aguayo. Les recuerdo que aquí nuestros chismosos de confianza nos dijeron que el caso de Coyoameapan se estaba manejando como un tema de desaparición forzada, por lo que el asunto lo tomó directamente Alejandro Encinas, quien históricamente no es un admirador del gobernador. No sé ustedes, pero en política no hay casualidades.

*

Oigan, y en el tema del árbol que cayó en el Zócalo y que continua recargado en el monumento a Ángeles Espinosa Yglesias, queda demostrado el caso de la gran línea de papeleo y burocracia que priva en los procesos gubernamentales, pues como la Sedatu federal no ha entregado la obra, con todo y papeleo no se puede intervenir para el retiro del árbol. ¡Qué lata!

 

Vecinos, vecinas, nos leemos mañana, recuerden que ya podemos estar en contacto directo y chismear más a gusto en lavecindad@elpopular.org

 

 

  • URL copiada al portapapeles