Vianey García, a la secretaría de Bienestar

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


29 Oct 2021

Por La Rascona*

¡Qué tal, vecinos, vecinas! Llegamos al último día de semana y el último viernes de octubre, y como para agarrar calor llegan unos chismes bien requetebuenos.

 

Lalo Rivera demostró que viene con todo en su segunda vuelta como presidente municipal, más ahora que se avecina el 2024 y con ello la oportunidad de ser gobernador de Puebla. Nada tonto, el presidente municipal anda recorriendo las colonias para llevar el mensaje de la honestidad, de desterrar la corrupción, de barrer escaleras de arriba hacia abajo.  ¿Les suena conocido ese mensaje? ¡Claro! A la voz de “como dice el presidente Andrés Manuel” Lalo busca acercarse a los líderes de la 4T y sacar crédito rumbo al 2024 y, mientras al pueblo, que es la base de Morena, les dice que “viva la cuarta transformación”, a empresarios y clase media-alta les ofrece el rescate de las buenas costumbres.

*

A esta vecindad llega cada chisme que para qué guardárnoslos, ¿no creen? Sepan ustedes que una de las diputadas que fue visible en la terrible LX Legislatura fue Vianey García, quien se hizo presente a partir de la no-legislación del aborto en Puebla y de las demandas de colectivos feministas. Aunque se le cuestionó su poca crítica a las decisiones y actitudes que desde Casa Aguayo se tomaron en este tema, todo parece indicar que su estrategia le sirvió. Así es. Se dice que será ella quien llegue a ocupar la Secretaría de Bienestar en el estado. Un movimiento estratégico de Casa Aguayo para poner un rostro fresco y amable a la dependencia que siempre ha sido objeto de sospechas porque históricamente es ahí donde se esfuma mucho del recurso que viene de la Federación. A ver qué tal. Al parecer, la joven morenista ya dejó ver de qué lado está su lealtad y su proyecto político, pues también tenía las puertas abiertas para ser la coordinadora de campaña de Claudia Sheinbaum en Puebla, pero ya es bien sabido que Sheinbaum no es el gallo del mandamas poblano.

*

Hablando del poder que ostentan las mujeres allegadas a las decisiones de Casa Aguayo, nos enteramos que quien hasta hace un par de meses era la estrella, y quien se desenvolvía con soltura tirando placa de niña consentida, cayó de la gracia del mandatario. ¿Nora Merino? Así es, vecinos. Y todo porque tuvo la mala puntada de invitar a Ignacio Mier, uno de los villanos favoritos para la administración estatal, a la toma de protesta de la nueva Legislatura del Congreso de Puebla. No sólo eso, sino que hasta sombrerazo le echó. Mal jugado.

 

 

Vecinos, vecinas, nos leemos el lunes, recuerden que ya podemos estar en contacto directo y chismear más a gusto en lavecindad@elpopular.org

  • URL copiada al portapapeles