Fractura del PAN, a la vista

Vecinos, vecinas

Por La Rascona*

 

Vecinos, vecinas, a unos días para elegir a quien dirigirá al Partido Acción Nacional (PAN) en Puebla para el periodo 2021-2024, las cosas están cada días más candentes. Entre dimes y diretes, golpes bajos, guerra sucia, operadores de baja calaña y aliados innombrables, estas elecciones en vez de un festejo a la democracia, pintan más a fracturar al partido albiazul. Ya sea que Genoveva Huerta logre reeligirse por tres años más, junto con los morenovallistas que resurgieron de entre las cenizas, o Augusta Díaz de Rivera, quien encabeza el proyecto del presidente municipal de la capital poblano, la operación cicatriz que deberá emprender la ganadora será necesario para su gestión y quien sabe si el tiempo le dé para alcanzar la unidad en vías de lograr acuerdos y avances con miras al 2024. Por ahora, se están dando con todo y se han olvidado que lo más importante es el partido, la militancia y preservar sus principios. La guerra sucia puede salirles más caro de lo que pensaban.

*

Y ya entrados en este tema, ¿recuerdan el entripado que se traen en el PAN contra el alcalde de Puebla por el video filtrado donde habla de la victoria de Augusta Díaz?

Pues hasta los corredores de esta vecindad llegaron a decirme que la filtración no fue por un enemigo político, sino más bien por alguien del círculo cercano. ¡Cómo ven! Y como los vecinos son retechismosos me dijeron que la filtración tiene relación con el área de Normatividad del Ayuntamiento. Y, así, ni tardos ni perezosos que sacan a relucir el cobre.

*

Los que de plano ya andan viendo doble son los vecinos de Atlixco, y no es por los efectos de la cecina con aguacate y quesito. No. Más bien se debe a que de la noche a la manaña ya presentaron dos Villas Iluminadas.

¡Qué! Y es que tanto el gobierno del estado como el gobierno de Atlixco salieron a decir que pondrán una más que bonita Villa para atraer turistas. El problema es: ¿y cuál es la buena? O dicho en términos de la 4T: ¿Cuál es la legítima y cuál la espuria? Y los chismes ya se andan haciendo llegar hasta esta su vecindad de confianza, donde me dicen que este tema tiene de trasfondo el contrato al proveedor del gobierno y no tanto el espíritu navideño. Lo que parece que anda sucediendo es que éste será el primer punto de desencuentro entre Ariadna Ayala y el inquilino de Casa Aguayo. ¿Será? ¿Negociarán? Y el que se fue a la villa, ¿perderá su silla?

*

 

Vecinos, vecinas, nos leemos mañana, recuerden que ya podemos estar en contacto directo y chismear más a gusto en lavecindad@elpopular.org

 

  • URL copiada al portapapeles