Sociedad civil, a favor de la libertad de expresión

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


22 Nov 2021

Por La Rascona*

¡Vecinos, vecinas! Vaya manera de iniciar la semana para quienes formamos parte de El Popular. Permítanme contarles. Fíjense que ya son varios meses de que este diario, así como los colegas de e-consulta, han sido objeto de ataques, señalamientos, acusaciones y demás linduras por parte del gobierno del estado.

¿El motivo? Pues justamente por algo que hasta hace unos años quien ahora funge como gobernador del estado celebraba: la apertura de espacios, la voz crítica y comprometida con el lector, la pluralidad de discurso. ¿Entonces? Pues una vez en el poder lo que antes se festejaba ahora se persigue y condena. Y utilizando a las instituciones gubernamentales se ordenan auditorías, casi casi hasta de fe de bautismo. Y si no es una es otra, y si no se resuelve al cuarto para las doce entonces hay “tabla”.

Tal parece que cuando se trata de voces críticas quienes dicen no ser iguales a los de antes se convierten en exactamente lo mismo.

Desde la trinchera del periodismo agradecemos a los que nos apoyaron y firmaron el desplegado a favor de la libertad de expresión en Puebla. Y para los colegas que han mostrado su preocupación por el estado que guarda la libertad de expresión en Puebla, gratitud. Como dirían por ahí: “arrieros somos…”

*

Y ya que nos dejaron desahogarnos, fíjense que el lamentable hecho sucedido en Tecamachalco, donde se armó la balacera entre municipales y ministeriales deja muchas preguntas y, hasta el momento, pocas respuestas. ¿Qué hacían los exjudiciales en la zona? ¿Cómo empezó la refriega? ¿Quién dio la orden? ¿Por qué ahora sí señalan a los alfiles de Gerardo García Luna? ¿Por qué afecta esto a Ignacio Mier? ¿Jugada desde dónde y qué tipo de mensaje es éste?

¡Vaya, vaya! Queda claro que la lectura política deja muy mal parado tanto al aspirante a gobernador Ignacio Mier como al ahora mandatario. El primero porque en su terruño hay presencia más que sabida de robo de combustible y hasta venta de armas. El segundo porque el estado se está incendiado a fuego ya no tan lento y la única narrativa es asumir, desde la más obtusa ignorancia de la separación de poderes, el discurso de “con todo el peso de la ley”.

Verborrea y todo pero hay tres víctimas mortales bajo la certeza: la guerra entre Mier y el gobierno de Puebla está más que declarada. ¿La balanza será la federación? ¿Los alfiles mediáticos, se enfrentarán en una nueva batalla quedabien? Los demonios están sueltos.

 

Vecinos, vecinas nos leemos mañana, recuerden que ya podemos estar en contacto directo y chismear más a gusto en lavecindad@elpopular.org

  • URL copiada al portapapeles