Descansa en paz, López Díaz

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


24 Nov 2021

Por La Rascona*

 

Vecinos y vecinas. Antes que nada les pedimos su permiso para dejar un poquito los chismes y dedicarle unas cuantas palabras a Javier López Díaz, el Rey de la Radio en Puebla, que el día de ayer lamentablemente falleció. Y tan sencillo como era decir que ocho de cada diez poblanos escuchaban su noticiario, por motivos que iban desde saber la hora, conocer cómo estaba el tráfico, si iba a pasar la basura y demás servicios, ahora podemos decir que ocho de cada diez poblanos extrañaremos la voz que supo ser la voz de los poblanos en el espacio radiofónico. Con el fallecimiento de López Díaz, el Licenciado, como todos los radioescuchas tenían a bien llamarlo, se termina una etapa de la comunicación en la entidad, dejando un hueco enorme que pese a muchos esfuerzos en esta vecindad creemos será complicado llenar.

Se le podrán criticar muchas cosas pero lo que nunca se pondrá en duda era su capacidad de conectar con la sociedad. Desde aquí un aplauso hasta donde estés Javier.

*

¿Qué tal lo que sigue pasando en Tecamachalco? Y es que después de la tragedia vienen las dudas, y luego las teorías y hasta los aprovechados. Y desde los que andan diciendo que ya hay uno que otro amparo que anda en trámites “por aquello de las dudas”, los funcionarios de primer nivel en ese municipio andan nerviosos.

Están en el ojo nacional y en la libreta de Casa Aguayo. El apellido Mier, por lo mientras, ha dejado de servir como charola y tal parece moneda de cambio. Y en lo que llegan las negociaciones del senador con el gobernador -control de daños, le llaman algunos enterados- hay quienes de plano están pasando las horas más negras de su vida.

Sí, nos referimos a Alejandro Santizo, quien fungía como secretario de Seguridad de Tecamachalco y su escolta José Hipólito, así como una policía municipal quienes fueron acusados por el asesinato de los ministeriales.

Sobre ellos pesan cuatro delitos: homicidio calificado, daño en propiedad ajena, delitos contra la administración y procuración de justicia y usurpación de funciones. Sobre los delitos siguen las sospechas, los chalecos a modo y los desgastantes señalamientos que al final no llevan a nada.

*

Vecinos, vecinas, nos leemos mañana, recuerden que ya podemos estar en contacto directo y chismear más a gusto en lavecindad@elpopular.org

  • URL copiada al portapapeles