¡Que reviva la UDLAP!

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


10 Dic 2021

Por La Rascona*

 

¡Epa, vecinos, vecinas! Ya sé que algunos están echando rayos y centellas de coraje y otros andan más contentos que chamaco en dulcería.

¡Claro! Nos referimos a la comunidad de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), que luego de meses de zozobra, que si es tuya, que si es mía, que si no es de nadie, que si esto y lo otro por fin los alumnos verán la luz y podrán regresar a su vida universitaria, que no necesariamente se limita al estudio, sino a todas las actividades que se desprenden del funcionamiento de ese antiguo casco de hacienda.

Y es que luego de que el campus de la UDLAP fuera tomado por asalto el 29 de junio por un nuevo patronato, y bajo el amparo de la Policía estatal, donde hasta nombraron al exsenador Ricardo Ríos Píter, El Jaguar, como rector, pues este viernes ya abre sus puertas el terruño de los Aztecas, aquel que le da vida a los bares cholultecas.

¿Y cómo baila El Jaguar? Pues las baila calmadas, muy calmadas porque Cecilia Anaya Berrios será la rectora interina. Las manifestaciones en redes, el tema que se llevó a nivel nacional, la presión empresarial y el resolutivo de Los Pinos hicieron que el patronato designado por la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada del gobierno del estado viera las de Caín y se doblara. ¡Eso sí! El proceso legal sobre las cuentas y eso seguirá su curso pero ya con la administración original.

Durante la manifestación del jueves, cuando algunos corifeos decían que los participantes estaban golpeando carros y haciendo desmanes, los alumnos, padres de familia y profesores pidieron se les regresara la UDLAP y lo consiguieron.

Un alumno de nombre Manuel nos contó: ¡Ya era hora, caray! Ya iban cinco meses de este lío y los únicos perjudicados éramos la comunidad universitaria. También los trabajadores académicos y no académicos. Al principio sí era medio de broma que teníamos más vacaciones de las esperadas, pero luego ya que vimos cómo se estaba poniendo el asunto todo cambió. Hubo mucha presión de las autoridades, y ya ven que señalaron al rector Derbez de malos manejos, y pues eso se lo tienen que comprobar. Si es culpable que se le castigue, pero si no que lo dejen. Aquí, al fin y al cabo, lo que importa es la UDLAP, no el pleito familiar que se traen los Jenkins. A mí me faltan pocos semestres para terminar mi carrera y la verdad sí llegue a dudar de que fuera posible graduarme. Mis papás empezaban a buscar opciones pero pues no: una vez Azteca, siempre Azteca.

Vamos a cerrar filas y demostrar que la nuestra es una universidad de calidad mundial, que forma líderes y que no permitirá que sea secuestrada por peleas familiares y políticas.

Ya toca regresar poco a poco, porque también tenemos la pandemia y todo eso, pero es importante regresar a nuestro hogar. Ya quiero ver el campo verde tan característico de nuestra universidad. ¡Que reviva la UDLAP!

Y como dijo Manuel: si van a investigar que investiguen sin sesgos ni nada de eso. Y si van a castigar que no sea por venganza. Hacer las cosas bien nos conviene a todos en esta vecindad llamada Puebla.

 

Vecinos, vecinas, nos leemos el lunes, recuerden que ya podemos estar en contacto directo y chismear más a gusto en lavecindad@elpopular.org

  • URL copiada al portapapeles