Reviven a Gabriel Biestro

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


14 Ene 2022

Por La Rascona*

 

¡Vaya, vaya, vecinas y vecinos! Aunque estamos en enero ya parece noviembre, y háganle como quieran. ¿Por qué? Pues nada más y nada menos que la temporada de resucitados, levantados de sus tumbas y puestos a andar como Lázaro ya empezó.

Si no nos creen vean el caso del exdiputado Gabriel Biestro, aquel malogrado aspirante a candidato a la presidencia municipal de Puebla por Morena, aquel mismo que fue presidente de la peor Legislatura que haya visto posar en sus curules el Congreso de Puebla.

Si no lo saben, Gabriel, quien justo ayer se “reactivó” en redes con la cantaleta que lo llevó a ser apapachado por el gobierno del estado pero sentenciado por Morena Nacional, esa cantaleta de acusar a la expresidenta de Puebla, Claudia Rivera, por todo, pues ya agarró hueso. Tras su aparición, la sospecha de que había recibido el perdón del mandatario estatal empezó a circular. Y no podemos dejar de lado que luego de que fuera derrotado por su acérrima rival, Claudia, en las internas morenistas todos se preguntaban por el estatus que adquiriría en el gobierno, pues luego de dejar botada la presidencia del Congreso se quedó “nomás milando”. Los que estuvieron cerca de este proceso nos chismearon de los reclamos telefónicos que recibió desde Casa Aguayo. Y tras su exilio regresa convertido en nuevo secretario del Trabajo en el estado, en sustitución de Abelardo Cuéllar, un abogado laboral con conocimiento de causa y cuya trayectoria es amplia.

Las preguntas son: ¿Qué pasó con Abelardo? ¿Por qué Biestro?

Lo primero es que se anda diciendo que el despido fue sorpresivo, que incluso cesaron a gente de su confianza y les cerraron las puertas de sus oficinas. Por si fuera poco, me dijeron que a Cuéllar lo investiga la Secretaría de la Función Pública. Y es que ya saben que quien se va de esta administración lo hace con una sentencia.

Lo segundo tiene que ver con cooptar las estructuras con miras al 2024, donde hay quien dice que Biestro es una ficha más en el tablero del gobernador para la sucesión. Y es que la estrategia que sale de Casa Aguayo parece ser la de colocar piezas en todos lados, sin decidir qué peón se coronará, o qué alfil llegará hasta el otro lado, pues lo importante es ganar a costa de todo y de todos.

Sobre este extraño nombramiento, escribieron a esta vecindad:

“Yo creo que lo de Biestro es más un capricho del gobernador por demostrar que los medios se equivocaron al dar por muerto políticamente a Gabriel. Lo que pasa es que así es esta administración. Si no lo canta el gobernador entonces es mentira.

Biestro no tiene experiencia en el rubro, a diferencia de Abelardo. Además les quedó mal a los poblanos con lo de la privatización de agua, por no hacer nada como líder del Congreso, y, lo poco que hizo, la Suprema Corte lo echó para abajo. Además engañó a las feministas, las criminalizó e hizo de menos su lucha. Quedó mal con su partido, a nivel nacional y local”.

¿Será? Eso sí, ya sabemos que el 2024 inició este 2022, y en el camino todo puede pasar, muchos se pueden caer o, como lo demuestra el nombramiento de Gabriel, resucitar.

 

Vecinos, vecinas, nos leemos el lunes, recuerden que ya podemos estar en contacto directo y chismear más a gusto en lavecindad@elpopular.org

 

 

  • URL copiada al portapapeles