Gobierno apuesta por Escuelas de Tiempo Completo

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


07 Mar 2022

¡Qué tal, vecinas, vecinos! Vaya manera de iniciar la semana luego del terrible suceso en Querétaro, donde unos trogloditas disfrazados de aficionados de futbol arremetieron contra la afición del equipo rival. No se vale. Esto no sólo es lamentable sino que debe ser condenable. Y vendrán los discursos al mero estilo de los políticos para utilizar la famosa e ineficiente frase de “hasta las últimas consecuencias”, y vendrán quienes además quieran sacar raja política y también habrá el descarte: “nosotros no tenemos la culpa”. Existen muchos antecedentes de lo que sucedió, y antecedentes no sólo a nivel futbolístico sino también a nivel social.

Muchos son quienes dicen que lo de Querétaro es reflejo del país. Y sí, lo que sucedió en este estadio de fútbol, es un reflejo de la descomposición social, de la corrupción en las instituciones y de la manera tan polarizada en la que vivimos. Pero, a todo esto, ¿habrá castigo contra el dueño de Querétaro, o por qué la Federación Mexicana de Futbol y la Liga MX, comandada por el alfil de Atlacomulco Mikel Arriola, están tomando todo de una manera tan relajada? Miren ustedes: el dueño nominal de los Gallos del Querétaro es nada más y nada menos que Greg Taylor, un promotor picudo y billetudo que a través de su empresa Promenage representa a futbolistas, directivos y entrenadores. Taylor es señalado de embolsarse millones gracias a la compra y venta de jugadores en el futbol mexicano con sobreprecio. ¡Vaya, vaya! Como se pueden dar cuenta este personaje tiene mucho más poder del que imaginamos en la Liga MX, quizás por eso es que están tratando de sacarle la vuelta a lo sucedido deslindando responsabilidades.

México y su futbol están en el ojo del huracán. ¿La FIFA hará algo al respecto? Pues ya se verá. Desde aquí enviamos nuestra solidaridad a quienes son víctimas de esta salvajada.

*

¿Aquí, en Puebla? Bueno, pues la polémica jornada electoral extraordinaria en San José Miahuatlán, Teotlalco y Tlahuapan terminó sin incidentes pero con bajísima participación. No cabe duda que ahí los electores ya sabían cómo terminaría la situación y prefirieron quedarse a descansar en casa. Un tema en el que sin duda deberán seguir trabajando los desprestigiados partidos políticos es la participación ciudadana. Ya no se les cree. La bronca es que justo por eso es que hay vivales que se aprovechan y aparecen para hacer corruptelas y aprovecharse del pueblo.

¡No se vale!

*

Por cierto, muy buena la noticia la que dio el gobierno del estado no sólo de retomar sino de sostener el programa de Escuelas de Tiempo Completo que dejó volando la SEP federal, afectando a unos 93 mil alumnos.

Bien ahí, bien ahí.

*

Vecinos, vecinas, nos leemos mañana. Les dejo mi correo por si quieren chismear más a gusto: lavecindad@elpopular.org

 

 

  • URL copiada al portapapeles