Multihomicidios, a la alza

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


10 Mar 2022

Por La Rascona*

¡Vecinas, vecinos! Los demonios andan sueltos en el estado de Puebla y no precisamente del estómago, aunque a veces se ven cosas que tal pareciera que el que no cae resbala en boñiga. Lo ocurrido en Atlixco ha dejado no sólo la impresión de que Puebla se está cayendo a pedazos sino de que entramos en la vieja dinámica de que “aquí no pasa nada, la inseguridad viene de fuera”. La verdad es que menospreciar la violencia es uno de los principales errores que se han cometido no en este sino en gobiernos pasados. Esa estrategia sólo ha permitido que lo terrible nos alcance. ¡Vaya, el asesinato de estas nueve personas no es aislado! En 2021 y en estos primeros meses del este año se han cometido ocho, sí, OCHO multihomicidios con un saldo de 39 personas fallecidas. ¿En verdad aquí no pasa nada? ¿En verdad el problema es de “los otros”? ¿Quiénes son “los otros”? ¿En verdad, como diría el discurso oficial, Puebla tiene un “nivel aceptable en materia de seguridad”? ¿Qué es “aceptable”? Miren ustedes que la versión oficial dice que el asesinato de tres mujeres y seis hombres ocurrió en un lugar de distribución y venta de drogas, además señala que las víctimas pueden ser personas “foráneas”. ¿La línea de investigación? El clásico “ajuste de cuentas entre bandas”.

Y, puede ser cierto, pero el hecho es que sucedió en la entidad, en un municipio que a últimas fechas le cuesta mucho el tema de seguridad y desde donde se mueve por carretera drogas y cuanta cosa más se imaginen. Algo es claro, y es que esta escalada en la violencia sólo retrata a las autoridades como administraciones rebasadas, que son exhibidas, porque ¿dónde quedan los trabajos de inteligencia, de prevención, de coordinación entre niveles de gobierno, los filtros de seguridad?

Tal parece que la coordinación existe a nivel discursivo: “…al parecer no son de Atlixco ni son poblanos; todo puede llevar a una definición: fue una ejecución entre bandas, entre personas que llegaron Atlixco a cometer delitos de narcomenudeo y muchas otras cosas”, dicen a nivel estatal. Y luego: “Los acontecimientos de ayer obedecieron a un ajuste entre bandas es narcomenudeo lo que está ocurriendo, es una problemática de carácter nacional…estas personas llegaron a rentar hace tres meses a ese domicilio”, dicen desde el municipio de Atlixco. No se vale minimizar lo sucedido responsabilizando a “los otros”. No, mejor exijamos que se generen entornos seguros desde las estrategias de seguridad y políticas públicas. Porque hay que ser honestos, Puebla está entrando en una maraña de violencia que no se va a borrar de la noche a la mañana.

Vecinos, vecinas, nos leemos mañana. Les dejo mi correo por si quieren chismear más a gusto: lavecindad@elpopular.org

  • URL copiada al portapapeles