De Eukid Castañon y la Feria de Puebla

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


16 Mar 2022

Por La Rascona*

¡Qué tal, vecinos, vecinas! Llegamos sanos y salvos a la mitad de semana en este vecindario que anda más revuelto que gallinero luego de la visita de un gavilán- Eso sí, cada quien póngale el rostro de su desconfianza preferida al mentado gavilán.

Aunque no es un tema local, no podemos dejar de comentar lo sucedido con nuestro muy norteño Jaime Rodríguez Calderón, mejor conocido por todos como El Bronco, ese pintoresco ciudadano que llegó a ser gobernador de Nuevo león y que le abrió la puerta del poder a Samuel García Sepúlveda, luego de que mucha gente viera poco o nulo cambio con ese sujeto que cuando quiso ser presidente se aventó la muy recordada propuesta de mocharles las manos a los ladrones. Seguro se preguntarán por qué es que lo habrán atorado. Miren ustedes que la fiscalía especializada en delitos electorales andaba tras sus huellas debido a las firmas apócrifas detectadas en su candidatura de 2018.

Y saco a colación el tema porque luego de que aquí en Puebla se ha dado una cacería de exfuncionarios del morenovallismo y del mismo gobierno en turno nunca está de más recordar esa vieja frase de que los carniceros de hoy serán las reses de mañana. Ahí la urgencia de muchos por fortalecer un proyecto no político ni económico, aunque casi siempre van de la mano, sino de poder. El poder y la venganza, vecinos, como diría don Ramón, “mata el alma y la envenena”.

*

Y hablando de temas de rejas y acusaciones, del poder, y mientras algunos andan cuadrando fechas en sus agendas para no perderse ninguno de los eventos del muy juvenil palenque de la Feria de Puebla (que por cierto traerá al casi poblano Carlos Rivera, que por ahí nos enteramos que anda aflojando suspiros a una que otra integrante del gabinete estatal, al Gerardo Ortiz, cuya música siempre ha estado ligada a un cartel choncho del narcotráfico, a los juntos pero no revueltos Mijares y Emmanuel, además de Gloria Trevi y Yuridia), pues hay otros que andan echando lumbre porque muchas de sus vendettas andan cayendo como castillos de naipes. Sí, vecinos, nos referimos al otrora poderoso alfil del morenovallismo: Eukid Castañón, quien tuvo el tino de ganar un amparo y un auto de libertad por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

¡Ah! Pero de ahí a que salga caminando del Cefereso de Gómez Palacios, Durango, pues todavía le cuelga, y es que sobre él no sólo pesan más carpetas de investigación y nudos legales, también sobre él pesa mucho de la credibilidad del aparato legal gubernamental que cuando parece ganar una batalla sufre algunos reveses. A esta historia todavía le queda cuerda, vecinos.

 

Vecinas, vecinos, nos leemos mañana. Les dejo mi correo por si quieren chismear más a gusto: lavecindad@elpopular.org

 

 

  • URL copiada al portapapeles