Impera división en marcha de Morena

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


04 Abr 2022

Por La Rascona*

¡Qué tal, vecinos, vecinas! No cabe duda que para un roto siempre hay un descocido, que la moneda tiene dos lados, que dos verdades a medias no hacen una verdad entera. Y es que si arranco casi casi como filósofa de barrio no es porque haya ido a algún retiro espiritual, o haya asistido a algún llamado de las huestes políticas. No, para nada. Lo digo porque en estos tiempos hay dos versiones que se enfrentan, dos fuerzas que no se soportan y que justo en esa intolerancia es que sucede una de las cosas más terribles que nos pueden pasar como sociedad: la división.

Fíjense ustedes que este domingo se celebró una marcha de militantes y simpatizantes de Morena a favor de la consulta popular por la Revocación de Mandato que se realizará el 10 de abril. Esa consulta parece que si bien tendrá resultados favorecedores para el movimiento de don AMLO en Puebla, la realidad es que los números de participación quedarán muy por debajo de lo presupuestado. En la marcha unos dicen que iban mil, otros que tres mil. Unos dicen que fue una parte de Morena, otros que los otros “morenos” no quisieron jalar. La realidad es que el partido guinda no da una en su organización y en sus acuerdos, por lo que la división cada día se hace más presente. El Morena que proviene de las redes ciudadanas es el que se siente más cercano al ganso más cuatroteísta del país, mientras que el otro grupo, cuyo soporte tiene denominación de origen perredista, se siente poderoso por tener la venia de Casa Aguayo. Y entre dimes y diretes y “fuego amigo” estas versiones de Morena viven en conflicto. Digamos que andan como cuando en la lucha libre se organizan duelo de parejas increíbles, donde ponen a dos antagonistas en el mismo bando a tratar de llevarse la victoria sobre otros en las mismas condiciones.

De otro lado del cuadrilátero están los llamados “opositores”, un amasijo de PAN, PRD y PRI que disfrazados en colectivos ciudadanos también hacen de las suyas. Ayer vi a uno de estos equipos, llamado Chalecos de México AC, que también salió a marchar contra la consulta popular y contra AMLO.

En su paso, ataviados de blanco, los chalecos pidieron a los poblanos no participar en la consulta. El momento álgido de las marchas llegó cuando el contingente morenista y el chalequista se encontraron de frente. Por fortuna la cordura cupo y tomaron caminos separados, no sin antes llamar al voto en 2024 para la llamada coalición Va por México, mejor conocida como TUCAMLO (Todos Unidos contra el Peje). Para reflexionar, quedan las muchas encuestas que siguen dando un porcentaje importante de aceptación de AMLO. Y es que, pese a los esfuerzos de la oposición, su discurso no llega a pasar de la mera descalificación. No hay propuestas, sólo bilis. Y eso los de Morena lo saben, quizás por eso están dormidos en sus laureles y concentrándose más en pelar entre ellos que en hacer un frente común.

A ver de qué lado cae el veinte primero, si es que cae, y se ponen a hacer agenda de propuestas y no descalificaciones, ¿no creen?

  • URL copiada al portapapeles