Fernando Morales se aferra a la candidatura de MC

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


19 Abr 2022

Por La Rascona*

 

¿Qué cuentan, vecinos? Oigan, como que estos calores están para echar chisme y alharaca de lo que sucede en esta vecindad llamada Puebla, ¿no creen?

Y es que en el ámbito político todo está color de hormiga y hay una especie de “borrón y cuenta nueva” con miras al 2024, un “borrón” que los partidos de oposición a Morena se han encargado de vociferar hasta el cansancio pero que, para ser honestos, las cifras que respaldan al movimiento de AMLO aún son muy oscuras para ellos. Y en técnicas para posicionarse hay de todo. Aquí en Puebla hay hasta de fotos con perritos que “casualmente” siempre aparecen, cascaritas, tuits, bots, selfies y demás. ¡Qué tiempos de polaca vivimos!

*

Entrando en el chisme de ese que tanto les gusta, fíjense que hace unos días aquí en estos mismos pasillos de vecindad hablamos del “destape” mediático de Fernando Morales, quien aún funge como líder de Movimiento Ciudadano en Puebla, un partido que a nivel nacional ha ido ganando presencia gracias a la estrategia de aventar candidatos mediáticos y polémicos para rivalizar con las viejas formas de hacer política. Pues fíjense que nos enteramos que esas ganas que Fernando le trae a la gubernatura son más que serias, y si bien hay una corriente al interior del Naranja (nananá) su partido que le quiere sacar tarjeta roja y entregar las candidaturas a alguien mediático en el estado, y a un perfil ciudadano en la capital, tal parece que está en la operación músculo. Y al ritmo de Chantal Andere, que allá por los años 80 cantaba “músculo, músculo, puro músculo” anda reuniéndose con liderazgos y personalidades allá en la zona de Libres.

Pero bueno, el tema no es tanto eso sino el hecho de que es su papá, el mismísimo exgobernador Melquiades Morales, que anda en franca promoción de su hijo. Y es que es bien sabido por todos que si existió un gobernador carismático fue don Melquiades, de quien no hay alguien que niegue su don de gente, buen trato y gran oído. La jugada de Fernando es fácil: mostrar que si lo quieren hacer a un lado cometerán un error al perder votos con los que no cuenta el Movimiento Ciudadano, cuya base de votantes se encuentra en las grandes ciudades y que son un sector que se mueve más en redes que en marchas. Así que de una vez quiere dejar claro que él sería el bueno. Toca esperar que dicen allá en las oficinas de Dante Delgado.

*

Hablando de reuniones, por ahí me dijo un vecino que hay un personaje de la guardia morenogalista que empieza a hacer su aparición, y no precisamente para pasear por la calle de Los Dulces. Me refiero a Mario Riestra que, me cuentan los vecinos chismosos, organiza reuniones con el sector agrícola, pero no crean que para él o para Tony Gali, con quien trabajó como secretario de Desarrollo Rural. No, no, nada de eso.

Las reuniones las está organizando para el aún alcalde Rivera Pérez. ¡Qué vueltas da la vida! Pero eso me dijeron. ¿Será cierto?

Vayan ustedes a saber.

 

Vecinos, vecinas, nos leemos mañana. Les dejo mi correo por si quieren chismear más a gusto:

lavecindad@elpopular.org

  • URL copiada al portapapeles