La “suerte” de Facundo Rosas

  • URL copiada al portapapeles

La Vecindad


21 Jul 2022

¡Saludos, vecinxs! Ahora sí que nos andan recetando una que otra noticia en la que ya no sabemos si de plano se burlan de uno, o si de plano ya todo es una tragicomedia mexicana, de esas en las que Thalía, la Vero Castro o Bárbara Mori, Francisco Gatorno o Fernando Colunga suelen actuar. Es que no la hagan, estábamos tan tranquilos cuando de repente sopas, que llega la noticia de que el exsecretario de Seguridad Pública de Puebla, Facundo Rosas Rosas, uno de los alfiles del morenovallismo, gente de Genaro García Luna y Ardelio Vargas obtuvo su libertad absoluta luego de que llegó a un “acuerdo reparatorio” con la familia de la viejita que atropelló en la Ciudad de México en enero pasado, un “inconveniente” que, no están para saberlo pero nosotros sí para contárselos, no es la primera vez que sucede. Y así, en silencio salió del Reclusorio Norte don Facundo, quien ya había librado la condena tras no encontrarle vínculos con el famoso operativo “Rápido y Furioso” que implementaron los gringos en México con la venia del gobierno de Calderón que consistía en darle armas a los cárteles de la droga. Así que una cosa es bien cierta: la justicia no es la misma para todos, ¿o qué opinan?

*

Una estrellita para el gobierno estatal, ganada a pulso, luego de la sentencia de 45 años para Jorge Flores Zechinelli, quien 10 años después del homicidio de quien fuera su pareja, Agnes Torres, por fin le cayó la justicia. Tarde pero efectiva. La narrativa oficial dirá que se trataba de la voluntad de hacer justicia, ¿y saben qué? La verdad parece que sí, que tienen razón. Este sujeto que participó en el homicidio de la activista transgénero burló a la justicia desde marzo de 2012, donde se le “perdió” al entonces titular de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) de la Fiscalía, Juan Luis Galán Ruiz. ¡Bien ahí!

*

Lo que de plano ya está de locos es la carretada de destapados que quieren gobernar el estado. Y es que nomás les dio tantita coba el gobernador de Puebla y luego luego se les alborotaron las ideas. Unos ya hasta se sienten los 01 de la entidad y empiezan a ofrecer negocios poro aquí y por allá, al son que toque la aspiración. Primero Salomón, luego Biestro, quienes por cierto quedaron a  deber mucho, muchísimo en el Congreso de Puebla, incluso engañando a grupos sociales que pedían cabildeo. ¿Y luego? Pues ahora ya salió el secretario de Educación, Melitón Lozano Pérez y la destapada del gobernador, la secretaria de Economía, Olivia Salomón. Por si fuera poco el PT promovió a la secretaria de Bienestar, Lizeth Sánchez García. Dicen los enterados chismosos que a Nora Merino la quieren para la capital, pero que su imagen está tan a  la baja que de plano mejor ni pujarán por esa posición. ¡Ya hasta parece broma!

Hasta en el PRI, donde andan nerviositos por el tema nacional de la investigación contra “Alitio”, piden a sus militantes que digan “yo también quiero”, incluso se aventaron a dar los nombres de Jorge Estefan Chidiac y Blanca Alcalá. Aquí la duda es seria, y es que ante tanto movimiento “levantamanos” parece que ya andan borrando políticamente al actual gobernador. Y entre esas formas irrespetuosas de aventarse como El Borras, ¿no estarán cometiendo un delito electoral? ¿No habrá sanción del INE? ¿Y si quieren la silla, por qué no renuncian a sus actuales cargos? Ahora tenemos a un bonche de aspirantes cobrando del erario público.

¡No hay que ser! ¡Que alguien ponga orden, caray!

 

 

Vecinas, vecinos, nos leemos mañana. Les dejo mi correo por si quieren chismear más a gusto: lavecindad@elpopular.org

  • URL copiada al portapapeles