VARIELALIA

Miguel Campos Ramos  Disparatario 2011 (III) Continuemos con algunos otros de los disparates más socorridos en este 2011 que se acaba, mismos que sin duda son muy frecuentes y parecen haber llegado para quedarse pues no parece haber modo de que quienes los utilizan se los quiten de su habla. Sirvan estas breves explicaciones para ayudarlos un poco. 1. Inadvertido, no Desapercibido. Cuando quieren decir que algo pasa “inadvertido”, usan “desapercibido”, por influencia del francés “inaperçu”, que significa “inadvertido”. Usemos mejor esta última palabra. “Desapercibido” significa “no estar preparado o equipado para algo”. Esta palabra se puede leer con frecuencia en las novelas de aventuras, cuando un caballero o un soldado no están apercibidos con sus armas. 2. Hasta, por No hasta. No falta el político que dice: “Renunciaré hasta diciembre.” ¿Renunciará desde hoy hasta diciembre? ¿O simplemente “renunciará en diciembre”? Sin duda es mejor esta última forma. En cambio, es válido decir: “Lo pensaré hasta diciembre”, es decir, “desde hoy hasta diciembre lo pensaré”. Hay una anécdota que contaba una lingüista mexicana, Leonor Tejada. Un día se sintió mal de salud. Llamó a su médico. La secretaria contestó y ella le preguntó si podía ir a consulta. La secretaria contestó que sí, que el doctor estaría hasta las siete de la noche. Leonor Tejada pensó: “Me da tiempo”, pues eran las cinco, y si en una hora se trasladaba, llegaría incluso una hora antes de que el galeno se fuera. Pero, oh sorpresa. Cuando llegó a las seis, el doctor aún no llegaba. “Usted me dijo que estaría hasta las siete”, le reclamó a la secretaria. “Sí”, repuso ésta, convencida, “hasta las siete llega.” Leonor Tejada casi exclama: “Me lleva la…”. 3. Vialidad. Confunden una calle o una avenida con una “vialidad”. Por definición, “vialidad” es el conjunto de calles, avenidas, señales de tránsito, etc., es decir, es un “un sistema”. Una calle es una calle, una avenida, una avenida, y una vialidad, un conjunto de calles o avenidas. 4. Agresivo por Audaz. Calcado del inglés “aggressive”, que significa “agresivo” pero también “audaz”, no falta el candidato que habla de hacer una campaña más agresiva. ¿Más? ¿Por qué no simplemente “audaz”, incluso “creativa”? Basta ya de agresividad, ¿no? 5. Etnias por Indígenas. En efecto, no falta el gobernante que refiere: “Se apoyó a las etnias mediante los programas indígenas.” ¿También a las etnias alemana, española, árabe, libanesa, etc.? Cuidado, hay que especificar pues una cosa son las etnias indígenas, otra la libanesa, la española, etc. “Etnia” significa simplemente “pueblo”. 6. Cuidado con hablar sin reflexionar. El presidente Felipe Calderón Hinojosa, cuando le preguntaron, durante una de sus visitas a Colombia, si el tema del narcotráfico le quitaba el sueño, repuso que no, que el café sí le quitaba el sueño (supongo que el café colombiano, que es tan sabroso). Qué bueno que no se lo quite, porque a la mayoría de los mexicanos sí. (Continuará) miguel@dicionesmagno.com www.edicionesmagno.com twitter: @miguelcamposram blog: www.elpanoptico.bligoo.com.mx
  • URL copiada al portapapeles