VARIELALIA

Dislates idiomáticos en la política  Miguel Campos Ramos  Hace unas semanas, en este mismo espacio, escribí acerca de la ortografía en las redes sociales, señalando que hay una tendencia a desconfiar de quienes publican comentarios con faltas gramaticales, sin importar que el contenido sea regular o bueno. En política está sucediendo algo parecido. También en alguna otra columna referí que en Francia la oponente de Nicolas Sarkozy, Ségolène Royal, vio mermada su popularidad por decir una palabra que ni siquiera existe en francés, "bravitud", en vez de "bravure", que al difundirse por la prensa cayó muy mal en la juventud universitaria, la cual le dio la espalda. Aquí en México ocurrió algo parecido con Andrés Manuel López Obrador, cuando se negaba a quitarse las "eses" finales, como en "dijistes", "trajistes", argumentando que él hablaba así, o que era por su acento tabasqueño. Hablando de Andrés Manuel, hace poco en una entrevista que le hizo Jacobo Zabludovsky en su programa de radio, utilizó varias expresiones erróneas. Sería bueno que las corrigiera, igual que otras. Para eso tiene a excelentes colaboradores, como el maestro José Agustín Ortiz Pinchetti, e incluso a escritores. Una de tales expresiones fue "hubieron más violaciones" (en alusión a las elecciones de 2006). Alguien debe explicarle que la flexión "hubieron", del verbo "haber", válida cuando tal verbo funciona como auxiliar de otro (ejemplos: "hubieron leído", "hubieron estudiado"), es incorrecta cuando se usa para indicar existencia. En este caso siempre se emplea en singular: "Hay uno" o "Hay muchos"; "Hubo uno" o "Hubo muchos"; "Habrá uno" o Habrá muchos". Por eso es erróneo decir (como tantos políticos) "habemos muchos". Otra expresión que empleó fue "libres pensadores". La palabra correcta es "librepensadores", plural de "librepensador", quien practica el "librepensamiento", doctrina que, según el Diccionario de la Real Academia Española, "reclama para la razón individual independencia absoluta de todo criterio sobrenatural". Usar "libres pensadores" parece lo mismo, pero tiene otro sentido. Recordemos: cientos de miles de votos serán de jóvenes estudiantes. Aguas, no sólo para Andrés Manuel. Y es que otros políticos, y en otros partidos, no andan mejor. Baste mencionar el spot del PAN que alude a los 12 años de logros, transmitido por radio y televisión, una de cuyas frases dice "REDUCIMOS LA DEUDA EXTERNA". Flaco favor hace esta propaganda (y los panistas debieron de darse cuenta). La palabra correcta es "REDUJIMOS", pues se habla en pasado, no en presente. Qué pena, porque es un mensaje que llega a millones de personas, a cientos de miles de estudiantes, quienes seguramente no ven con buenos ojos esta aberración. Y ¿qué tal el mensaje del PANAL que ya aparece por muchas bardas, "LA EDUCACIÓN, ES EL CAMINO", así, con "coma", innecesaria porque por norma el sujeto nunca se separa del predicado con "coma", a menos que dicho sujeto sea muy largo? Y eso que es el partido de los maestros. Cuidado. Me atrevo a afirmar que quienes mejor manejen el idioma tendrán más votos. Además, la corrupción empieza, pasa y prosigue por la corrupción del idioma. miguel@dicionesmagno.com www.edicionesmagno.com twitter: @miguelcamposram blog: www.elpanoptico.bligoo.com.mx
  • URL copiada al portapapeles