VARIELALIA

Miguel Campos Ramos  ¿Reducimos la deuda externa? Ya empezaron las precampañas políticas, y vienen las campañas. Y con ellas los disparates gramaticales. Un spot propagandístico del PAN, refiriéndose a sus 12 años como gobierno, al hablar de sus logros dice: REDUCIMOS LA DEUDA EXTERNA. El problema es que el spot está en tiempo pasado, por eso la frase debe ser: REDUJIMOS LA DEUDA EXTERNA. Ahora sí que, como dice el dicho, mal empieza la semana quien se ahorca el lunes. El PAN, pues, ya empezó mal con esta aberración gramatical. La humilde coma El capítulo 2 de mi libro El poder de la palabra (Ed. Trillas) se titula “La humilde coma”. Alude a la importancia de este en apariencia modesto signo de puntuación. Y digo en apariencia porque es tan importante que su uso está regido por al menos 12 reglas. Pues el PANAL ya también empezó mal, al menos con el mal uso de la coma. Resulta que en bardas donde ya pintó su propaganda, hay una frase que dice: LA EDUCACIÓN, ES EL CAMINO. La frase no debe llevar “coma”, pues una regla de oro del uso de ésta dice: “Nunca se separa con coma el sujeto del predicado, a menos que se trate de un sujeto muy largo”. No es el caso. Cuidado: se trata supuestamente del partido de los maestros. Hubieron más violaciones Siguiendo con las aberraciones lingüísticas en la política, el abanderado de las izquierdas rumbo a la presidencia, Andrés Manuel López Obrador, en una entrevista radiofónica soltó la frase: HUBIERON MUCHAS VIOLACIONES, en alusión a las elecciones de hace seis años. Lo correcto es: HUBO MUCHAS VIOLACIONES, porque el verbo haber, cuando indica existencia, siempre va en singular: HUBO UNA, HUBO MUCHAS (no HUBIERON MUCHAS); HABRÁ UNA, HABRÁ MUCHAS (no HABRÁN MUCHAS). ¿Libres pensadores? También Andrés Manuel López Obrador usó la expresión “libres pensadores”, en la entrevista citada. Pero lo correcto es “librepensadores”, plural de “librepensador”, es decir, quien profesa el “librepensamiento”. El “librepensamiento” (en una sola palabra), según el DRAE, es “la doctrina que reclama para la razón individual independencia absoluta de todo criterio sobrenatural”. “Libres pensadores” se refiere a quienes les es permitido “pensar libremente”. Por eso “un librepensador” no es lo mismo que un “pensador libre”. Dar por hecho Esta frase es común. Se usa para denotar que algo es “real, un hecho”. Suele emplearse de forma invariable, sin importar que nos refiramos a algo en masculino, femenino o plural, ejemplos: En masculino: “Se da por hecho el nombramiento de fulano”. En femenino: “Se da por hecho la nominación de zutano”. En plural: “Se dan por hecho los nombramientos de fulano y zutano”. Pero lo correcto es traladar el género o el número a la expresión “dar por hecho”. En los ejemplos citados: En masculino: “Se da por hecho el nombramiento de fulano”. En femenino: “Se da por hecha la nominación de zutano”. En plural: “Se dan por hechos los nombramientos de fulano y zutano”. Quizá el error estriba en que se confunden la expresión “dar por hecho” con “dar como un hecho”, en cuyo caso sí es invariable. miguel@dicionesmagno.com www.edicionesmagno.com twitter: @miguelcamposram blog: www.elpanoptico.bligoo.com.mx
  • URL copiada al portapapeles