VARIELALIA

Miguel Campos Ramos ¿De todos los índoles, o de todas las índoles? Por supuesto que “de todas las índoles”. La palabra “índole” significa “carácter de una persona, o condición de las cosas”, ejemplos: “Fulano es de índole comprensiva”… “El hierro es un metal de índole corrosiva”. Como se ve y se oye, su género es femenino. Por eso fue erróneo lo dicho por un maestro en un discurso. He aquí su expresión: “En este congreso se tratarán asuntos de todos los índoles”… Debió decir; “En este congreso de tratarán asuntos de todas las índoles”. ¿Cuarenta y cinco convención o Cuadragésima quinta convención? Hace días se realizó en Puebla la convención número cuarenta y cinco de la Cruz Roja. En la prensa se manejó la expresión “cuarenta y cinco convención”. Pero lo correcto es “la cuadragésima quinta convención”, o la “cuadragesimoquinta convención” (usando una forma compuesta del ordinal). También se vale “la convención cuarenta y cinco”. No confundir los números ordinales con los cardinales. Haya, Halla y Aya Me pidió un seguidor de esta sección explicar la diferencia entre las variantes ortográficas de la palabra “haya”. “Halla” (con “h” y “doble l”) es flexión del verbo “hallar”, es decir, “encontrar”, ejemplo: “Mi hermano no halla su reloj”. “Haya” (con “h” y “ye”) es flexión de verbo “haber”, y se usa como auxiliar de un verbo en participio, ejemplo: “Mi hermano tiene examen mañana; ojalá que haya estudiado”. Con esta misma escritura, es el nombre de un árbol, y con mayúsculas, es el nombre de una ciudad holandesa, “La Haya”. “Aya”, (sin “h” y con “y”) es equivalente de nana o nodriza; se deriva de la onomatopeya “ay”, por alusión al llanto de los niños. ¿Desavenencia o desaveniencia? Muchos dicen “desaveniencia”, quizá porque relacionan esta palabra con “conveniencia”, pues nadie dice “convenencia”, aunque existe la forma coloquial “convenenciero”. Lo correcto es “desavenencia”. Es un caso donde el uso es el responsable de que así haya evolucionado la palabra. “Desavenencia” significa “desacuerdo”, “discordia”, y es lo opuesto de “avenencia”, esta derivada del verbo “avenir”, variante del verbo “venir”. Recordemos que “avenir” significa “acordar”, “ponerse de acuerdo”. Así pues, digan: “avenencia”, no “aveniencia”. Elegirán, no Eligirán Aunque en alguna otra ocasión, seguramente en tiempos de elecciones, ya comenté el uso de este verbo, es oportuno hacerlo de nuevo, pues no falta el consejero del IFE o el aspirante a algún cargo de elección popular, que al hablar en futuro digan aberraciones como las siguientes: “El 1 de julio eligiremos presidente de la república”. O su variante “El 1 de julio se eligirá al presidente de la república”. Lo correcto es conservar la “e”, y decir: “elegiremos” y “se elegirá”. Como analogía, recuerden el verbo “pedir”, pues no se dice “pidiremos”, sino “pediremos”. miguel@edicionesmagno.com www.edicionesmagno.com blog:elpanoptico.bligoo.com.mx twitter:@miguelcamposram
  • URL copiada al portapapeles