VARIELALIA

Trabajo de campo para promover la lectura  Miguel Campos Ramos  En el acto de promoción de la lectura, que (insisto) tanta falta hace a los mexicanos, hay mucha simulación. Empezando por las dependencias públicas, tanto la SEP como las que tienen que ver con la cultura. No pasan de realizar proyectos “piloto”. Por ejemplo, ir a un hospital a leerles a los enfermos. Esto sería efectivo si se hiciera en todos los hospitales. O bien creando una o algunas salas de lectura, a las cuales asisten unos cuantos (en cierto modo privilegiados). O también, realizando en algún municipio una jornada de lectura y, al estilo del Andrecillo salvado por don Quijote del castigo de su amo, no volver hasta, si bien le va, el año siguiente, al estilo de don Qujiote, pues cuando se aleja de Andrecillo éste vuelve a ser castigado por su amo, y con más saña, por lo cual el muchacho echa pestes contra don Quijote. Otra más, realizando alguna lectura pública en alguna librería ante algunas pocas personas. Son todos ellos, sin duda, actos de simulación, pues aisladamente no se resolverá un problema ancestral que requiere un adecuado manejo, además de una gran capacidad de motivación. Me ha tocado reunirme con distintos grupos, desde maestros, pasando por alumnos y padres de familia, hasta integrantes de clubes de servicios como los rotarios, e incluso ante personal médico, y el común denominador es que no leen o no les gusta o no saben cómo hacerlo. Esto me dice que realmente desde los órganos oficiales se ha hecho muy poco por el tema, tan urgente de ser atendido. Tengo el orgullo de haber creado, impulsado y desarrollado, durante mi gestión como subsecretario de cultura, lo que denominé Plan Estatal de Lectura, que pretendía llegar en el término de dos años a la cifra de 6 libros leídos por poblano al año. Lamentablemente por cuestiones de falta de apoyo, más moral que económico, no prosperó, si bien dejé una lista de más de cuarenta mil lectores de alrededor de 70 municipios, los cuales leían un libro al mes (hay constancia en los archivos que dejé al presentar mi renuncia al cargo). Es enojoso y hasta frustrante que se esté gastando dinero sin ton ni son en materia educativa y cultural, y que se siga malatendiendo este problema. Aunque alabanza en boca propia es vituperio, oy de los pocos que insisten en el asunto. Lo hago diariamente en mi sección Minucias del idioma de TV Azteca Puebla. Lo hago casi todos los días durante presentaciones de mis libros o conferencias y charlas que me solicitan. Esta semana que ayer empezó, por ejemplo, será movida: inicié ayer con una conferencia ante cerca de 100 maestros del SNTE; sigo hoy con otra conferencia en la tarde en la Normal Superior; el jueves por la mañana estaré en Nopalucan de la Granja, y por la tarde ante un grupo de 30 futuras maestras. Siempre con el tema de la lectura y su promoción. miguel@dicionesmagno.com www.edicionesmagno.com blog: www.elpanoptico.bligoo.com.mx twitter:@miguelcamposram
  • URL copiada al portapapeles