Tiene un reto en El color de la pasión

El joven actor mexicano festeja que proyectos de telenovela difundan la riqueza cultural y gastronómica de los estados  “Para mí es muy satisfactorio sumarme a un proyecto con una historia inédita que además nos trae a un lugar tan bonito como lo es Puebla”, Mauricio Abularach/Actor  Ángello WOLF Mauricio Abularach, actor que forma parte del reparto de la telenovela El color de la Pasión que actualmente se graba en Puebla, destacó que los proyectos enfocados a promover aspectos culturales, así como el turismo y la gastronomía de una ciudad, no son solo contenidos de entretenimiento, sino también producciones que buscan resaltar el progreso, algo que observa en esta capital y con su gente. “Claro que son proyectos importantes como este que no sólo buscan ofrecer una propuesta de entretenimiento, sino que también sirven para promover aspectos tan importantes de una ciudad, como lo es su gastronomía, su arquitectura y otros sitios turísticos, para mí es muy satisfactorio sumarme a un proyecto con una historia inédita que además nos trae a un lugar tan bonito como lo es Puebla”, expresó durante entrevista con El Popular. En cuanto a las oportunidades para trabajar en televisión, dijo que sí las hay y muestra de ello es que a él lo invitan a participar en la producción de Roberto Gómez Fernández y bajo la dirección de Francisco Franco. Sus primeros trabajos como actor lo llevaron a la miniserie conocida como La rosa de Guadalupe, a partir de ahí siguió tocando puertas hasta formar parte del melodrama Qué bonito amor. “Si hay oportunidades, yo soy un ejemplo vivo, pero desde luego que también hay que picar y picar piedra para ganarse las oportunidades. Esto no significa que te vas a quedar en tu zona de confort, debes seguir preparándote para dar mejor respuesta en materia actoral, porque finalmente la idea es ser mejor cada día”, agregó el joven egresado del Cea de Televisa que dirige Eugenio Cobos. Al pedirle su opinión sobre los artistas que niegan los papeles para telenovela, ya que primero sueñan con hacer cine, comentó que hoy, ante tanta competencia, nadie se puede dar el lujo de selección las oportunidades de trabajo que surgen: “La verdad que es una bendición recibir una oferta así, sobre todo por lo que conlleva la producción, con gente tan profesional”. De esta forma el joven actor, que reconoció que de principio se sienten muchos nervios pero que al mismo tiempo es motivo para seguirse esforzando, comentó que hacer telenovela es presentar a seres que también sienten y sufren, como muchas historias cotidianas, mostrando el lado humano y su capacidad por salir adelante.
  • URL copiada al portapapeles