“Poesía, forma más alta de usar el idioma"

El autor de Conjuros participó en el ciclo Protagonistas de la literatura mexicana, compartió algunas estrategias de fomento a la lectura

El escritor Felipe Garrido ha dedicado buena parte de su trayectoria a acercar a las personas a la lectura, el formar lectores, tarea en la que se ha comprometido desde hace más de 30 años.

Durante su participación en el ciclo Protagonistas de la literatura mexicana, organizado por la Coordinación Nacional de Literatura del INBA, el también editor compartió que nació en un hogar donde la escritura y la lectura eran cosas cotidianas por lo que creció creyendo que la gente era lectora.

Esto cambió cuando el autor comenzó a dar clases y entonces descubrió que muchas personas no leían. "Tenía grupos en promedio de 50 alumnos disciplinados bien alfabetizados que sabían qué carrera estudiar, pero de esos 50 sólo dos o tres eran lectores", recordó el miembro del Sistema Nacional de Creadores del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca).

El impulsor del Programa Nacional Salas de Lectura (PNSL), se refirió a la poesía como una herramienta para formar nuevos lectores, e indicó que las historias de un escritor se basan en sus propias experiencias.

"No hay forma más alta de usar el idioma que la poesía, creo que esa es la culminación de lo que podemos hacer con las palabras, quienes quieren escribir tienen que leer poesía, la lectura de ésta en fundamental para todos", explicó.

"La poesía no necesariamente esta en los versos, puede haber poesía en la prosa y en muchos otros lugares, la mejor manera de identificarla es sentirla".

El Premio Nacional de Ciencias y Artes 2015, en el rubro de Lingüística y Literatura, compartió que actualmente tiene una dinámica con sus talleristas de cuento en la SOGEM y la UNAM: todos los días les envía un poema (vía chat o correo electrónico), que puede ser de autores contemporáneos o clásicos de distintas geografías que celebran el español, el cual sólo tienen que leer.

Felipe Garrido dijo que si se aspira a tener una población mayoritariamente lectora en el país esto no será posible si no se cuenta en las aulas con maestros lectores. Todos los programas de fomento a la lectura que existen son consecuencia del fracaso de los maestros de educación básica por formar a sus alumnos como lectores capaces de escribir, aseveró.

Apuntó que siempre ha tratado de acercar a la gente a la lectura, por lo que ha tenido la suerte de formar parte de empresas muy importantes en ese sentido, como el Fondo de Cultura Económica, el programa Rincones de Lectura en la Secretaría de Educación Pública, o el programa universitario de formador de lectores en la Universidad Veracruzana.

Sobre su experiencia como creador de cuentos, indicó los escritores leen y escriben con su experiencia de vida a cuestas. Las historias no se inventan éstas se encuentran en nosotros, los escritores acostumbramos hacer creer que algo le sucede a un personaje ficticio, cuando en realidad le sucede a nosotros.

En el evento el autor de Conjuros estuvo acompañado por los escritores Ricardo Ancira y Mónica Lavín, quienes hicieron un recorrido por la trayectoria, reconocimientos y facetas del escritor jalisciense.

La escritora Mónica Lavín mencionó que el bienestar que labra Felipe Garrido con su envío puntual de versos es sólo parte de una estrategia que ha sido timón de su vida: formar lectores.

Sobre su obra literaria, Lavín dijo que ésta tiene humor, ingenio, delicada ironía y sutileza. Si la lectura es el centro, Felipe Garrido la ha alimentado desde diferentes facetas además de la escritura del cuento, crónica, la producción del libro, así como su relación con él.

Por su parte, Ricardo Ancira comentó que la creación literaria no ocupa el sitial central en la trayectoria de Felipe Garrido. Lo describió como un gran difusor de la cultura, quien ha publicado siete libros de fomento a la lectura, reflexiones teórico prácticas acerca de una actividad que sin duda es una prioridad nacional.

  • URL copiada al portapapeles