Frena jueza ofensiva antiinmigrante de Trump

Una magistrada dio entrada a una petición para detener el bloqueo migratorio del presidente de EU; cientos protestan en el aeropuerto de NY

Ann Donnelly, jueza de Brooklyn, Nueva York, dio entrada a la petición de Asociación de Defensa de los Derechos Civiles (ACLU, según sus siglas en inglés) para frenar de forma cautelar el bloqueo migratorio impuesto el viernes por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hacia ciudadanos de Libia, Irán, Irak, Siria, Sudán, Somalia, y Yemen que llegan a la Unión Americana.

La medida sólo concierne a quienes han sido detenidos a su llegada a Estados Unidos, los cuales, afirma Donnelly, viajaban en el momento en el que fue firmada la orden ejecutiva de Trump

"Presumiblemente, nuestro propio Estado autorizó su entrada en el país", dijo.

La magistrada basó su decisión en que la probabilidad de que los solicitantes de asilo sufran agresiones si regresan a sus países de origen.

Stay Order - Filed by Arturo Castillo on Scribd

Protestan en NY contra bloqueo migratorio

Las medidas aprobadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra ciudadanos de países musulmanes desembocó en protestas ciudadanas en varios sitios de la Unión Americana y, en particular, en el aeropuerto "John F Kennedy" de Nueva York.

La gente se aglutinó justo frente a la entrada de una de las terminales del aeropuerto; asimismo, diversas agrupaciones sociales convocaron a protestar en el sitio, pues ahí han sido detenidas varias personas a su llegada al país.

"Déjenlos entrar", "todos son bienvenidos aquí" o "esto es ilegal" eran algunas de las consignas lanzadas a las afueras del JFK.

At JFK, where protesters have totally shut down roads to Terminal 4, a cheer erupts as news breaks that the #MuslimBan has been halted. pic.twitter.com/Pwf6ObpT6k

- Jack Smith IV (@JackSmithIV) January 29, 2017

Se prevén manifestaciones similares en toda la ciudad y varias otras de Estados Unidos.

La orden ejecutiva del viernes suspendió de inmediato un programa que el año pasado permitió reasentar en Estados Unidos a 85 mil desplazados por la guerra, la opresión política, el hambre y los prejuicios religiosos.

Bajo el pretexto de una infiltración terrorista, Trump bloqueó el paso de forma indefinida a quienes huyen de la guerra civil de Siria e impuso una prohibición de 90 días a todos los que traten de migrar a la Unión Americana desde siete naciones de mayoría musulmana.

"Queremos asegurarnos de que no estamos admitiendo en nuestro país las mismas amenazas por las que nuestros soldados están luchando en ultramar", dijo Trump al firmar el decreto en el Pentágono.

Critican académicos políticas migratorias de Trump

Varios galardonados del premio Nobel, junto con empresarios y legisladores condenaron este sábado las políticas migratorias del presidente Trump, que calificaron como "injustas, discriminatorias y lesivas al interés nacional".

"La orden ejecutiva es discriminatoria porque se enfoca injustamente a un amplio grupo de inmigrantes y no inmigrantes sobre la base de sus países de origen", señaló una carta firmada por decenas de premios Nobel.

Al reclamo se unieron sitios de internet y rede sociales como Google, Facebook y Twitter.

Twitter is built by immigrants of all religions. We stand for and with them, always.

- Twitter (@Twitter) January 29, 2017

Legisladores demócratas se sumaron a la condena y algunos de ellos acudieron en persona al aeropuerto John F Kennedy de Nueva York para unirse a las protestas en solidaridad con el primer grupo de 11 inmigrantes detenidos por autoridades migratorias.

Entre los detenidos estaba Hameed Khalid Darwees, quien trabajó para el gobierno estadounidense en Irak durante 10 años y recibió su estatus de refugiado al comprobarse que su familia era hostigada. Después de 16 horas de cautiverio, Khalid fue liberado.

A raíz de las detenciones, abogados del Proyecto Internacional de Asistencia a Refugiados (IRAP, por sus siglas en inglés) impugnaron la constitucionalidad de las acciones ejecutivas de Trump y pidieron a los tribunales que las medidas sean suspendidas.

A pesar del amplio rechazo a sus órdenes, Trump afirmó que todo estaba "funcionando muy bien".

"No es una prohibición a los musulmanes, pero estamos totalmente preparados, está funcionando muy bien. Lo vieron en el aeropuerto, en todas partes, está funcionando bien y vamos a tener una prohibición muy estricta e inspecciones extremas", sostuvo.

Con información de Notimex, EFE y Reuters

  • URL copiada al portapapeles