En Brasil, mueren 528 al día por Covid-19

La pandemia del Coronavirus llegó al 90 por ciento de los municipios.

El coronavirus se expande ya por la práctica totalidad del territorio brasileño y golpea con fuerza a las ciudades del interior del país, donde las infraestructuras de salud son más precarias que en las grandes urbes, foco de los primeros brotes.

Desde que se confirmó la primera muerte en el país, hace hoy cien días, la COVID-19 se ha colado en casi todos los rincones de Brasil y está presente en cerca del 90 % de los 5.570 municipios brasileños.

El primer deceso por el nuevo coronavirus se registró el pasado 16 de marzo en la ciudad de Sao Paulo y desde entonces ya se han contabilizado más de 52.000 muertes, lo que supone un promedio diario de 528.

En los últimos 100 días el virus ha migrado principalmente desde las grandes metrópolis hasta las ciudades del interior del país, donde la curva de contagios continúa con una tendencia ascendente.

También lee: El FMI proyecta la peor caída de la economía mundial debido a Covid

Por primera vez desde que comenzó la crisis sanitaria en el país, el interior del estado de Sao Paulo, el más poblado con 46 de los 210 millones de habitantes del país y el más afectado por la pandemia, registró más contagios que el área metropolitana.

Pero pese al agravamiento en algunos puntos del estado, el Gobierno de Sao Paulo prosigue con el plan de desescalada de las medidas de distanciamiento social que adoptó a comienzos del mes para frenar el avance de la COVID-19, que ya deja más de un millón de casos en todo el país.

En ese sentido, el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, anunció este miércoles la vuelta a las clases de forma presencial a partir del próximo 8 de septiembre, aunque precisó que el regreso será gradual y con un sistema de rotación entre los 13,3 millones de alumnos de la región.

En la primera etapa, las clases serán retomadas con el 35 % de los alumnos, mientras que en una segunda fase llegará al 70 % y en la tercera al 100 %, aunque la vuelta será posible siempre y cuando el estado se mantenga durante tres semanas en la tercera fase del plan de reapertura económica.

"Construimos un plan con protocolos bien definidos de distanciamiento social, monitorización de salud de los alumnos, higiene personal y de los ambientes escolares para garantizar la seguridad", afirmó el gobernador en una rueda de prensa.

Mientras Sao Paulo avanza en la reapertura, otras ciudades, como Florianópolis (sur), se han visto obligadas a dar marcha atrás en su plan de reapertura de la economía y ha anunciado el cierre de centros comerciales y gimnasios ante la escalda de casos.

 

 

  • URL copiada al portapapeles