Agreden a conductor

Por resistirse a dar mordida, el afectado fue atacado por más de tres agentes de Tránsito. No conoce sus nombres pero puede identificarlos Redacción HUAUCHINANGO.- Agentes de Tránsito golpearon a un automovilista, al que custodiaron desde la carretera federal México-Tuxpan hasta sus oficinas en el centro de la cabecera municipal, por no pagarles una mordida de mil 500 pesos. Alejandro Salas Arroyo, residente de la junta auxiliar de Mecapalapa en el municipio de Pantepec, denunció ante diversos medios ser víctima de una pareja de oficiales de Tránsito del Estado. Refirió que se negó a caer en su trampa por una supuesta violación al reglamento. Señaló que transitaba por la autopista México-Tuxpan en el tramo de El Tejocotal a Texcapa y casi al pasar la caseta de cobro fue interceptado por la patrulla. La víctima reporta que el número de la patrulla es el 1567, mientras que él tripulaba una camioneta de color verde, marca Ford, con placas del estado de Hidalgo. Los oficiales lo detuvieron y le pidieron 3 mil pesos para evitar llevarse su camioneta al corralón sin explicarle el motivo. Como les dijo que no tenía esa cantidad y que viajaba con su padre enfermo, los servidores públicos redujeron sus pretensiones y le pidieron mil 500 pesos porque había “violado el reglamento”, sin embargo no especificaron la falta. Luego exigieron a Salas Arroyo que metiera su camioneta en un taller mecánico, ubicado a la orilla de la carretera México-Tuxpan, y como se negó y pidió que lo llevaran a la delegación, fue custodiado hasta la calle Matamoros en Huauchinango, donde una persona que dijo ser el delegado lo empezó a insultar, al tiempo que decía: “aquí yo soy el jefe y no te pases de listo”. El afectado refirió que una vez dentro de la oficina, le dijeron que le harían una rebaja y podría pagar sólo “mil 200 pesos y se podía ir”, pero tampoco les pagó y aún así, lo dejaron ir. El hombre salió hacia el centro de la ciudad, en busca de ayuda, pero dos oficiales de Vialidad le dieron alcance y lo bajaron de su vehículo cerca de la calle Hidalgo, donde los ánimos se calentaron y pasaron a los golpes. Salas Arroyo expresó que ambos oficiales lo golpearon, además de que llegaron más elementos a reforzar a los agresores, y aunque dijo no saber los nombres de los servidores públicos involucrados, puede reconocerlos.
  • URL copiada al portapapeles