Ilegal derrumbe de reloj y puente de Tonanzintla

Las demoliciones fueron para llevar a cabo la remodelación del sistema de drenaje de la zona

De acuerdo con un informe presentado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el derribo del reloj y puente de Santa María de Tonanzintla no contó con los permisos correspondientes por parte de la dependencia, por lo que la obra llevada a cabo por la administración de San Andrés Cholula es ilegal.

El pasado 11 de enero, la administración liderada por Leoncio Paisano Arias avaló la destrucción del inmueble histórico, esto para llevar a cabo la remodelación del sistema de drenaje de la zona.

Desde entonces, pobladores de San Andrés exigieron el cese de las obras por el daño que ocasionaron maquinarias pesadas.

El informe presentado por el arquitecto Martín Limón Osorio detalla que el puente databa de la época colonial o del siglo XIX. Mientras que el reloj no contaba con más de 10 años, pero al tratarse de un asentamiento histórico, las obras necesitaron la supervisión de arqueólogos, cosa que el responsable del proyecto, Rufino García Contreras, no siguió.

Según el funcionario del INAH, se le advirtió al responsable de la obra antes que iniciara con los labores de destrucción, y reclama que Rufino García "de forma altanera" dijo que la arqueología designada de ahí no obedecía más que al presidente auxiliar y a la comunidad

En un principio, Juan Manuel Reyes Ortega, del departamento de trámites y Servicios Legales del INAH, explicó que de comprobarse la omisión por parte de los responsables de obra, habría una sanción económica que va desde los 17 mil pesos hasta los 88 mil 360 pesos.

 

  • URL copiada al portapapeles