Acusan a rastro por dejar sangre en la calle de Izúcar

No sólo es el camino de sangre que deja la camioneta, sino la situación en la que se encuentra el rastro municipal.

Habitantes se quejan sin respuesta de que del rastro municipal diariamente sale una camioneta con desechos y dejando un rastro de sangre por donde va, provocando malos olores y riesgos de alguna infección, ya que en su interior denuncian plagas de moscas.

Hace unos días, de acuerdo con información extraoficial, señalaron que la Cofepris arribó a este establecimiento cerrándolo por tres días debido a lo insalubre que se encontraba, por lo que se le exigió al ayuntamiento municipal que preside Benjamín Hernández Lima, una limpieza general profunda.

Sin embargo, parece que hicieron caso omiso, ya que hay imágenes donde se ve el camino de sangre que deja la camioneta que sale del rastro desde muy temprano.

También lee: Proyectan planta tratadora para Metepec por contaminación

Información extraoficial menciona que en el rastro municipal de Izúcar proliferan infecciones, ya que es una camioneta oficial la que riega sangre por todo el camino. Señalan al edil como responsable de estas malas acciones.

“Es una total falta de capacidad que tienen los funcionarios de este ayuntamiento, principalmente el director de este rastro municipal, ya que no actúan para proteger a los ciudadanos y cada vez es más su descaro,” señaló José, uno de los afectados.

Habitantes que viven cerca de este centro de sacrificios de animales, indicaron que todos los días aproximadamente de las 5 a 5:30 horas pasa una camioneta que sale del interior dejando un rastro de sangre por todo el camino.

Esta situación provoca que en el transcurso del día, y con los rayos del sol, se genere mal olor en la zona, además de la aparición numerosa de moscas, provocando que las enfermedades proliferen rápidamente.

 

 

  • URL copiada al portapapeles