Comerciantes de Texmelucan ponen el ejemplo e implementan medidas de sanidad

Cientos de negocios comenzaron a solicitar el uso obligatorio de cubrebocas entre sus clientes.

Con el incremento de casos de contagios por Coronavirus y con la apertura de establecimientos, comerciantes de San Martín Texmelucan buscan formas de protegerse sin tener que cerrar una vez sus locales.

En comercios del centro y de las colonias aledañas cada vez en más común ver en la entrada gel antibacterial así como trapos o tapetes para que los clientes al ingresar se limpien los zapatos.

Sin embargo, aún hay mucha gente que sale a la calle o a realizar sus compras sin el uso de cubrebocas y no siempre se coloca gel al ingresar a algún establecimiento por lo que los comerciantes han optado por otras medidas como colocar barreras de acrílico o acetato en los mostradores.

Al respecto, Ramón F quien tiene un negocio de impresiones en el centro de la ciudad dijo que para prevenirse de un contagio decidió colocar una barrera de acetato montada sobre un bastidor de plástico.

“Es por protección mía y del cliente, no toda la gente usa cubrebocas y no siempre se ponen gel, con esto hay un poco más de seguridad porque el trato ya no es directo, debemos de buscar las formas de evitar contagios”, dijo.

Agregó que él mismo fabricó su protección por lo que muchos clientes al verlo le han solicitado que les haga uno por lo que además de protegerse encontró una oportunidad de negocio en esta crisis.

Por su parte Olga N. quien también tiene un negocio en el centro, dijo que es importante tener protección extra durante la contingencia pues para ellos como comercio pequeño es imposible hacer toma de temperatura a sus clientes para ver descartar alguna sospecha de infección.

Dijo que en los negocios grandes o franquicias cuentan con personal destinado exclusivamente o tomar la temperatura de los clientes y ofrecerles gel y en caso de que no lleven cubrebocas les regalan uno, sin embargo, ella como comercio pequeño no podría por no contar con personal y menos cubrir los gastos que esto representaría.

“Prefiero poner en el mostrador una protección y así evitar el tratar de directamente con la gente sobre todo con quienes no usan cubrebocas, tampoco nos podemos dar el lujo de rechazar a estos clientes porque de por sí las ventas son bajas si los dejamos ir venderíamos menos”, dijo.

Agregó que a la entrada colocó una jerga con clarasol y a veces con sanitizante para que la gente limpie sus zapatos pero no siempre lo hacen por lo que de manera constante debe de limpiar su negocio tanto en piso como en mostrador.

Finalmente dijo que como medida adicional las monedas que recibe las coloca en un recipiente con satinizador para evitar el contagio, ambos comerciantes coincidieron en que es mejor hacer este tipo de acciones antes que volver a cerrar sus establecimientos.

  • URL copiada al portapapeles