Pide EU que 50% de cada vehículo sea americano

Puja Estados Unidos de 62.5% a 85% las reglas de origen automotriz, que abarca hechura y piezas de automóviles y camiones

La segunda propuesta disruptiva en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se presentó este viernes cuando Estados Unidos (EU) pidió formalmente a Canadá y México elevar de 62.5% a 85% el porcentaje de reglas de origen para vehículos.

EU pretende que de ese 85%, la mitad sea estadounidense, propuesta que empresarios mexicanos y canadienses consideran disruptiva, según fuentes ligadas a la negociación.

El planteamiento se concretó en la apertura de la mesa de reglas de origen, en el tercer día de trabajos, los cuales comenzaron el 11 de octubre y terminarán el martes próximo, con una conferencia encabezada por los ministros de los tres países socios.

El planteamiento es incrementar el porcentaje de contenido norteamericano en los automóviles, pero en mayor medida incluir piezas estadounidenses en el ensamble, ante la justificación de que el vecino país ha perdido empleos e inversiones con las reglas actuales.

El gobierno de EU considera también en su propuesta que se elabore una lista de productos que no se podrán importar de lugares distintos a la región, sino que deberán ser de norteamérica. Entre ellos se habla de insumos como aluminio, acero, resinas y cobre.

La propuesta es inaceptable tanto para Canadá como para el gobierno de México, dijo la fuente.

El líder del sindicato canadiense Unifor, Jerry Días, dijo que aunque es necesario que se incremente el contenido regional, porque actualmente se incluyen autopartes asiáticas, el aumento de las reglas de origen solamente sería factible de 62.5 por ciento a entre 70 por ciento y 75 por ciento.

 

"Tener 85% será muy difícil. Entre 70% y 75% es más realista, más razonable. No creo que nadie vaya a estar de acuerdo con 85 por ciento. Y si quieren el 50% de contenido estadounidense, de ese porcentaje Canadá nunca estará de acuerdo", afirmó.

 

Si Estados Unidos quiere obtener más recursos y ganar más de la renegociación por encima de los intereses canadienses, "no va a pasar", agregó el líder laboral canadiense.

Hace días, el secretario de Comercio de EU, Wilbur Ross, expuso en un artículo que "si no arreglamos las reglas de origen, el resto de las negociaciones fallará, pues se mantendrá el desbalance comercial".

Dijo que el problema es que al ser mayores las importaciones que las exportaciones, se "matan trabajos", se reduce la manufactura estadounidense, y advirtió que reglas de origen "son solamente el comienzo".

El funcionario estadounidense dijo que las cadenas de valor en América del Norte, refiriendo supuestos datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), muestran que entre 1995 y 2011 el contenido de estadounidense de bienes manufacturados importados por EU de México se redujo de 26% a 16%, mientras las importaciones de productos canadienses redujeron también sus insumos de EU de 21% a 15 por ciento.

"Las conclusiones de Estados Unidos expresadas en los documentos mencionados no pueden ser atribuidas a la base de datos de la OCDE", manifestó a su vez la Gerencia de Medios para América Latina del organismo internacional.

Ross también afirmó a fines de septiembre que las autopartes y vehículos son particularmente importantes, porque el déficit que tiene su país con Canadá y México es de 84.6 mil millones de dólares anuales.

 

Pese a tensiones, se sigue negociando

A pesar de las tensiones que surgieron en la cuarta ronda México no se levantará de la mesa y seguirá participando de buena fe, aseguró el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio Meade, quien consideró como natural que en un proceso como este, haya volatilidad del tipo de cambio.

"Pensamos hoy, que estamos sentados, que estamos participando en una mesa, que estamos participando de buena fe y que a quienes todos estamos participando nos anima el deseo de llevarla la negociación a un buen fin".

"Vale la pena hoy señalar que estamos en un proceso de negociación y que es natural que en un proceso de negociación, haya tensiones; mientras más avancemos de hecho, más probable es que haya tensiones y que los temas que justamente generen dificultad, se vayan viendo hacia el final", acotó.

 

APR

  • URL copiada al portapapeles