Valsequillo nunca se podrá limpiar

Los tratamientos directos no darán resultado, advierten expertos Karina ÁLVAREZ EXPERTOS EN química aseguraron que la presa de Valsequillo nunca se podrá limpiar y menos con las acciones que busca hacer el gobierno estatal, que solo gastan dinero. Al presentar al libro El agua como recurso natural renovable de Maribel Arroyo y Gunther Geissler, los especialistas en tratamiento de agua explicaron las causas que impedirán desarrollar este proceso. “Para limpiar un cuerpo de agua lo que se necesita es comenzar con las fuentes de contaminación, como se hace en países desarrollados; sin embargo, en el caso de la presa Valsequillo, que ya se ha tratado de limpiar en varias ocasiones por medio de un tratamiento directo es imposible, no solo por razones económicas”, precisó Gunther Geissler. “Algunos programas gubernamentales han tratado de limpiar la presa lo cual es imposible, pero bueno, hasta se han hecho inversiones para esto”, destacó la investigadora Maribel Arroyo. Cuando una llave mal cerrada gotea una gota por segundo fácilmente se pierden 6 mil 200 litros de agua potable por año; un sistema de lavado defectuoso de un WC pierde por lo menos 100 mil litros por año. En México, explicaron los especialistas, un río o un lago con agua cristalina es raro y frecuentemente estos ríos son vistos como algo exótico, pero es una situación reparable, como se ha hecho en países europeos, solo que restaurar las condiciones de un lago o presa debe comenzar con las fuentes de contaminación como lo han demostrado los países desarrollados. “Esto es la única posibilidad que garantiza éxito porque limpiar un cuerpo de agua natural o río por medio de un tratamiento directo de toda su agua es imposible”, insistió. Maribel Arroyo aseguró que si las autoridades no actúan mano a mano el éxito será muy reducido en su intención de querer limpiar un río o una presa. Las perspectivas que estos especialistas indican en su libro, establecen que existen regiones de países y pequeñas comunidades en donde la problemática del agua ya ha llegado a un nivel inaceptable para una vida normal, como es el caso de muchos lugares en México. Y es que el que el agua llegue a las casas de manera discontinua como lo hacen la mayoría de las autoridades en el país es un riesgo debido a que por esta situación su calidad es dudosa. “Los pozos para sacar agua cada vez son más profundizados porque los niveles de agua freática son más explotados y su renovación no existe”, insistió la química. La deforestación, estableció, es otro grave problema, pues si bien el agua no se pierde en la naturaleza debido a su ciclo natural, la que se encuentra ya no cuenta con la calidad requerida y en este caso la deforestación impide que el agua se filtre al subsuelo y eso genera barrancas e inundaciones.
  • URL copiada al portapapeles