Arzobispo envía mensaje navideño solicitando paz

Fue enviado a todas las parroquias de la arquidiócesis para su lectura a nombre suyo y de los obispos auxiliares Mónica VENTOSA vLA PAZ en México y el mundo entero fue el deseo para esta navidad del arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, pero también pidió por la defensa de la vida y respeto a los derechos de las personas, que ha sido uno de los temas más controvertidos este año. El representante de la iglesia católica, consideró que la visita del papa Benedicto XVI a México el próximo año contribuirá a lograr mayor tranquilidad en el territorio nacional. El prelado refirió que la difícil situación por la que atraviesa el país debe ser enfrentada con el compromiso de todas las personas, para lo que debe ser erradicado el egoísmo, desesperanza y desaliento que llevan a agravar esta situación. El mensaje del arzobispo fue enviado a todas las parroquias de la arquidiócesis para su lectura y se envió a nombre suyo y de los obispos auxiliares, Eugenio Lira Rugarcía y Dagoberto Sosa Arriaga. Las palabras del líder de la grey católica en la entidad destacan la importancia de recordar a Jesús en la navidad, así como olvidar los problemas, diferencias y rencores que a veces separan a las familias. “Llega la Navidad, tiempo en el que como fruto del nacimiento del salvador, escuchamos con esperanza las palabras de los ángeles: Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres en quienes él se complace” señala. Pero además, destaca la necesidad de que exista la tan anhelada paz que todos buscan y México no les excepción, situación que podrá presentarse con la visita de Benedicto XVI en el 2012. “Cuánto anhelamos la paz, ese derecho fundamental, condición indispensable para la vida y para el desarrollo integral de todas las personas, constituye un don divino que requiere un compromiso de parte nuestra. Por eso, el papa Benedicto XVI, cuya visita a nuestra patria el próximo año esperamos con gratitud y alegría”, indicó. Y agregó, “pidamos al príncipe de la paz que nunca nos perdamos en las tinieblas del egoísmo, del relativismo, del desaliento y de la desesperanza. Roguémosle que nos conceda permanecer unidos a él en su Iglesia, meditando su Palabra, recibiendo sus sacramentos y conversando con Él en la oración”. Del mismo modo, pidió por el respeto de la vida y los derechos de las personas, de tal modo que el mayor número de creyentes sumen a las acciones para “hacer un mundo mejor”. “Así Dios se complacerá en nosotros y nos hará instrumentos de su paz en nuestra familia y en nuestra sociedad, valorando, respetando, promoviendo y defendiendo la vida, la dignidad y los derechos de todas las personas”, dijo. Y concluyó: “deseándoles a todos una muy feliz Navidad, les aseguramos nuestras súplicas para que el Señor les conceda ser fieles a su llamada de amor hasta el final. Y al tiempo que nos encomendamos a sus oraciones, invocando la intercesión de Santa María de Guadalupe y del Beato Juan de Palafox, impartimos sobre todos ustedes la bendición apostólica”.
  • URL copiada al portapapeles