Por las colonias.

  • Desorden vial en alrededores del Cenhch
  • Destruida parrilla en 9 Oriente y 5 de Mayo
  • Transporte público sin supervisión de la ST
Cada día dentro del periodo escolar en diversas instituciones educativas es preocupante el caos vehicular que origina en principio la irresponsabilidad de conductores que sin pena alguna estacionan sus vehículos en doble fila o bien detienen su marcha para que desciendan sus hijos justo hasta estar frente a la puerta del colegio. Mencionamos en principio, porque el segundo motivo es la nula asistencia de elementos de Tránsito Municipal para agilizar el paso de transeúntes y automotores. Esta desesperante situación se ve diariamente tanto en la salida como entrada de los alumnos que asisten el Centro Escolar Niños Héroes de Chapultepec. Lo anterior, sobre todo, en los accesos al complejo educativo, que existen tanto por la 11 Oriente, como la 10 Sur, es en la primera vialidad donde más se complica la situación debido a que por ella transitan diversas rutas de transporte público, lo que conlleva a que en la esquina con 8 Sur, tanto padres como escolapios se vean obligados a cruzar la acera entre las defensas de los vehículos. Por plática con algunos paterfamilias e incluso las encargadas de recibir a los pequeños de preescolar del Cenhch, nos enteramos de la inexistencia de elementos de Tránsito Municipal que hagan acto de presencia para darle solución al cuello de botella que se crea cuando quienes circulan sobre la 8 Sur pretenden incorporarse a la 11 Oriente. “Una posible solución sería que prohibieran el estacionamiento de coches sobre el lado del centro escolar y de esa forma dejar libre el carril de manera exclusiva para el descenso de nuestros pequeños, tanto en la mañana, como en la tarde.” Sugiere el señor Tomas Pacheco, quien personalmente vive el calvario ya descrito. Destruida parrilla en 9 Oriente Además de la presencia de por lo menos ocho grandes baches, en la 9 Oriente, tramo entre bulevar 5 de Mayo y 8 Sur, existen dos rejillas que abarcan de lado a lado de la calle, las cuales han sucumbido ante el constante paso de todo tipo de unidades, lo que ha originado que se empiecen a hundir. Tal desperfecto ocasiona, que sin poder evitarlo, los conductores golpeen la suspensión de su automotor con el fierro de las mencionadas atarjeas. El llamado es a quien corresponda con la finalidad de que puedan reparar en un tiempo prudente la avería y así evitar la seguridad de que el daño en la estructura sea mayor. Transporte público Sin duda, no es sentados en cómodo sillón, colocado frente a un escritorio como los funcionarios públicos podrán palpar la realidad de cómo está trabajando el personal adscripto a su dependencia, sobre todo cuando su responsabilidad tiene que ver con el correcto funcionamiento del transporte urbano. Mientras obtenía las imágenes del reporte anterior, observé como de manera por demás “normal” los choferes de rutas colectivas como 55 y 76 permiten el ascenso y descenso del pasaje apenas cruzando la esquina, a más de tres cuartos de calle donde se entiende, está permitida la parada. Insistimos, mientras en este caso el secretario de Transporte, Bernardo Huerta Couttolenc no se preocupe por supervisar lo que hacen y permiten sus elementos en la calle, las cosas seguirán igual o lo que es lo mismo; tan malo el tricolor como el blanquiazul; ¿O me equivoco? Escríbanos a: por_las_colonias@hotmail.com y léanos en www.elpopular.mx línea telefónica 22 22 06 67 34
  • URL copiada al portapapeles