POR LAS COLONIAS

  • Aumenta molestia por Viaducto Valsequillo
 Dicen quienes viven en las inmediaciones de donde se lleva a cabo la construcción de lo que habrá de ser en aproximadamente seis meses el Viaducto Carlos Camacho Espíritu, que por la ejecución de las obras en el transcurso de la noche, les ha afectado el sueño, pues el ruido intenso de la maquinaria pesada, traspasa las paredes de sus casas. En el día -dice Georgina de Bermúdez-, si bien el sonido de los motores es perceptible, mezclado con el de los camiones y automotores que circulan sobre el bulevar Valsequillo, es posible de soportar, lo peor -agrega la entrevistada-, es al llegar la noche que en ningún momento dejan de trabajar máquinas y grúas. Godofredo Lima, persona de la tercera edad, comenta que para su desgracia, los ventanales de sus recámaras dan hacía el bulevar Valsequillo, y por más que sus hijas les han colocado cortinas gruesas, es imposible evitar la exagerada luz que despiden los grandes reflectores colocados para iluminar los puntos donde se realizan los trabajos. “Si no es el ruido son las bombillas que tienen toda la noche prendidas, sin que a alguien de la constructora le importe las molestias que nos provocan a quienes en ningún momento pedimos que nos construyeran un puente aquí, como según el gobernador (Rafael Moreno Valle), el día que vino a dizque inaugurar la obra, aseguró.” Subraya don Godofredo. Tercia la charla una alumna de la Universidad Mesoamericana, ella además de manifestar que es difícil poder concentrarse a la hora de clases, por lo que considera “descomunal escándalo” se muestra molesta porque explica al reportero que sin previo aviso, es cerrada la circulación vial sobre Valsequillo, de la 7 sur a la 16 de septiembre. “Cuando menos te lo esperas, sin decir más nada, los señores colocan varios obstáculos (trafitambos) obligando a que los vehículos, incluyendo el transporte público, se tengan que desviar hacía el Circuito Juan Pablo II, viéndonos en la necesidad de tener que caminar un promedio de 300 metros cargando nuestro material de estudio.” Dice la universitaria. Los entrevistados coinciden en no ser opositores a las obras que el gobierno realice en beneficio de los ciudadanos, pero que por lo menos se pongan a pensar que perforar suelos a altas horas de la noche y madrugada, resulta ser una desconsideración para quienes viven en colonias como Residencial Bulevares, Las Palmas y Gabriel Pastor. Escribanos a: por_las_colonias@hotmail.com Léanos en www.elpopular.mx Línea telefónica 22 22 06 67 34
  • URL copiada al portapapeles