Huachicol neutraliza inversión en seguridad para Triángulo Rojo

Los recursos federales beneficiaron a Amozoc, Palmar de Bravo, Quecholac, Tecamachalco y Tepeaca

De 2014 al 2016, el gobierno federal invirtió 175 millones 448 mil 183 pesos en cinco de los municipios pertenecientes al denominado Triángulo Rojo. Se trata de aportaciones para Amozoc, Palmar de Bravo, Quecholac, Tecamachalco y Tepeaca.

A través de distintos fondos, el gobierno de Enrique Peña Nieto habría enviado 68 millones 432 mil 885 pesos en el 2014; para el siguiente año, se invirtieron sólo 22 millones 307 mil 508 pesos y para 2016, se suministró un total de 84 millones 707 mil 790 pesos.

La Federación otorgó de 10 a 11 millones de pesos cada año como parte del Subsidio para la Seguridad de los Municipios (Subsemun), ahora conocido como Fondo de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg).

Además, a través de otros rubros, también se invirtieron recursos para la construcción del arco de seguridad en Palmar de Bravo.

De acuerdo con los registros de Transparencia Presupuestaria, en Palmar de Bravo, el gobierno federal entregó 99 millones 59 mil 533 pesos; mientras que en Tecamachalco, durante los tres años, se otorgaron 13 millones 488 mil 990 pesos; en Acatzingo, alrededor de 1 millón 104 mil 346 pesos y en Quecholac, apenas 466 mil 205 pesos.

A excepción de la inversión realizada para el arco de seguridad en Palmar, en el resto de los municipios, los recursos federales se emplearon para la compra de equipamiento policiaco como uniformes, patrullas y kits de "primer respondiente". Para infraestructura, sólo se usó el dinero en la construcción del arco y la Casa de Justicia en Tecamachalco.

El acuerdo de concertación del Fortaseg en 2016, señala que el municipio de Tepeaca, recibió 11 millones de pesos; de los cuales, invirtió en más de 70 por ciento en desarrollo, profesionalización y certificación oficial; en la implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal; y en Tecnología, Infraestructura y Equipamiento para el personal, mientras que el resto fue enfocado a las tecnologías de la información y no se destinaron recursos para la violencia y delincuencia.

En una condición similar se ubicó el municipio de Amozoc, que recibió 11 millones de pesos como parte del Fortaseg 2016, la diferencia fue que aportó un par de millones de pesos más para las tecnologías de la información.

Las reglas de operación del Fortaseg señalan que cada Ayuntamiento debe invertir 25 por ciento de las aportaciones directas con recursos propios y este 2017, la Federación no enviará recursos a los municipios del Triángulo Rojo como parte de ese fondo.

En los últimos años, los montos para la seguridad de los municipios han fluctuado, pues en 2016 se registró la cantidad más alta, con 204 millones 439 mil pesos; en el 2015, hubo 197 millones 900 mil pesos; mientras que en el 2014, hubo 192 millones 885 mil pesos para Puebla; en tanto que en 2013, los recursos fueron 199 millones 122 mil pesos.

Recursos para el estado

Durante los últimos cuatro años, el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP) ha tenido variaciones, en este caso, la fluctuación es a la baja.

Con base en la cuenta pública del gobierno de Puebla, en 2016, el estado percibió 273 millones 657 mil pesos, cifra más baja que la aportada durante el 2015. Al cierre de ese ejercicio fiscal, se invirtieron 315 millones 196 mil pesos; durante 2014, el estado logró 290 millones 871 mil pesos y en el 2013, obtuvo 271 millones 853 mil pesos.

Los reportes de fiscalización indican que los recursos etiquetados para la seguridad pública se usan en su mayoría para las evaluaciones de control de confianza de los policías, la capacitación en el sistema de justicia penal, tecnología especializada para el registro vehicular, así como la apuesta por los medios tecnológicos para con el combate al robo de identidad y la entrada en vigor de números de emergencia.

Tomas clandestinas

La plataforma ciudadana Gobierno Fácil, señala que el incremento de tomas clandestinas se dio de 2014 a 2016 en la zona del Triángulo Rojo.

En 2014, Tepeaca se colocó como el municipio con más tomas clandestinas con 46, Quecholac con 32, Amozoc con 38 y Palmar de Bravo con 19.

Para el 2015, de nueva cuenta Tepeaca tuvo 159 tomas clandestinas, Quecholac 131, Amozoc 46, Palmar de Bravo 95 y Tecamachalco 8.

En el 2016, Tepeaca tuvo 352 tomas clandestinas, Palmar de Bravo 283, Quecholac 138, Amozoc 41 y Tecamachalco 15.

  • URL copiada al portapapeles