En 2 años, matan en Puebla a 53 policías

Del 1 de enero de 2018 al 31 de enero de 2020 la entidad registró la baja de 53 elementos

Las autoridades gubernamentales enfrentan un reto de gran magnitud si de proteger a sus policías estatales y municipales se trata, pues en los últimos dos años, Puebla se colocó entre los estados con más muertes de elementos de manera violenta.

De acuerdo con Causa en Común, al menos 53 policías fueron abatidos en Puebla del 1 de enero de 2018 al 31 de enero de 2020, cifra superior a otras entidades como Veracruz (48), Ciudad de México (46), Tamaulipas (27), Morelos (27) y Sinaloa (22).

Tan solo en el primer mes de 2020, la entidad ya sufrió la muerte de dos policías, mismo número que Guerrero, Chihuahua, Michoacán, Oaxaca, Tabasco, Zacatecas y Jalisco.

Sin embargo, 2018 fue el peor en la época reciente para los efectivos poblanos, ya que en total asesinaron a 30; otros 22 cayeron abatidos el año pasado.

Puedes leer: Puebla tiene déficit de casi 6 mil policías

A nivel nacional Puebla ocupa la séptima posición en este rubro. Guanajuato (145), Estado de México (76), Guerrero (72), Chihuahua (66) y Michoacán (59) se posicionaron en las primeras posiciones.

En contraparte, Campeche no ha tenido bajas en los últimos 25 meses; mientras que Aguascalientes, Baja California Sur y Yucatán apenas sumaron la muerte de un policía cada uno.

En total, México ha visto caer en acción o en ataques directos a 953 policías municipales, estatales, federales y guardias nacionales. De éstos, la mayoría era preventivos (755), ministeriales (136) y de tránsito (40).

Causa en Común enfatizó que aunque las células delictivas son las principales responsables de este panorama, el Estado hace poco o nada para brindar mejores condiciones de trabajo para los elementos de seguridad, pues algunos están mal pagados, mal capacitados y carecen de prestaciones elementales.

Puedes leer: Acusan policías falta de pagos en el Triángulo Rojo

En el caso específico de Puebla esto es una realidad. En octubre pasado el gobernador Miguel Barbosa reconoció que la entidad tiene un déficit de 5 mil 936 policías, pues los 12 mil 571 que en ese momento estaban dados de alta son insuficientes para una población de 6.1 millones de habitantes.

Aunado a esta condición, Puebla es de los estados que menos paga a sus fuerzas de seguridad. La mayoría de los efectivos recibe un salario mensual que va de los 10 mil a los 11 mil pesos, muy por debajo de Guanajuato, donde llegan a ganar hasta 18 mil pesos.

Sin contar que los Ayuntamientos de Huejotzingo, Ocoyucan, Yehualtepec, Acatzingo y Cuapiaxtla privaron del aguinaldo a sus policías municipales porque se quedaron sin recursos, aunque la Secretaría de Gobernación (Segob) se comprometió a cubrir los pagos.

En la zona del Triángulo Rojo, comerciantes expusieron que los policías se han acercado a ellos para que los patrocinen con dinero o equipo de seguridad, ya que sus administraciones no los dotan de lo necesario para trabajar.

  • URL copiada al portapapeles