Diputados legislan sobre elefantes blancos

En Comisión avalaron un exhorto para reconocer a Ciudad Modelo como Zona Económica Especial, pero el programa ya no existe.

Diputados del Congreso local ya legislan sobre elefantes blancos, herencia de los gobiernos de Rafael Moreno Valle Rosas y José Antonio Gali Fayad, a nivel local; y de Enrique Peña Nieto en lo federal.

El pasado 29 de abril, los integrantes de la Comisión Permanente aprobaron un exhorto dirigido al gobierno de Miguel Barbosa Huerta y a los ediles de Mazapiltepec, Nopalucan, Rafael Lara Grajales, San José Chiapa y Soltepec para que gestionen el reconocimiento de la región como Zona Económica Especial.

Ese programa, que data del sexenio de Peña Nieto, desapareció con el inicio del mandato de Andrés Manuel López Obrador en 2018.

El 19 de noviembre de 2019, el gobierno federal publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el decreto por el que extingue las Zonas Económicas Especiales impulsadas por el priismo.

También lee: Puebla suma 806 casos de COVID-19, según gobierno federal

“Se abrogan los diversos de declaratorias de las Zonas Económicas Especiales de Puerto Chiapas, Coatzacoalcos, Lázaro Cárdenas-La Unión, Progreso, Salina Cruz, Campeche y Tabasco, publicados el 29 de septiembre y 19 de diciembre, ambos de 2017; y el 18 de abril de 2018.”

La Comisión de Hacienda y Patrimonio Municipal, de la que salió el dictamen para que se aprobara el exhorto, es presidida por el priista Nibardo Hernández Sánchez; mientras que la secretaría la ostenta la morenista Olga Romero Garci-Crespo.

Los vocales de esa instancia legislativa son: de Morena, Gabriel Biestro Medinilla; Raymundo Atanacio Luna, del PT; Raúl Espinosa Martínez, del PAN; Juan Pablo Kuri Carballo, del PVEM; y Nora Merino Escamilla, del PES.

Empero, el exhorto carece de fundamento legal, toda vez que el programa del que buscan reconocimiento es inexistente.

Los legisladores de esa comisión, así como los de la Comisión Permanente, ignoraron la falta de legalidad de su propuesta.

El gobierno de Antonio Gali intentó que la zona de Ciudad Modelo obtuviera la distinción y se sumara a las Zonas Económicas Especiales que creó el peñanietismo, aunque sin éxito.

Los legisladores poblanos ya aprobaron que Barbosa Huerta haga gestiones, lo mismo los alcaldes, pese a que no hay una base normativa.

 

Elefante blanco

Salvo por la actividad en Audi, ahora en paro debido a la pandemia de Covid-19, la zona de Ciudad Modelo, conformada por fracciones de predios de los cinco municipios de referencia, es un elefante blanco.

El desarrollo habitacional que construyó el gobierno de Moreno Valle apenas registra entre el 10 y el 15 por ciento de su ocupación, ante el desinterés de los trabajadores de la planta automotriz para mudarse ahí.

Con cerca de tres años de existencia, áreas como el auditorio y la terminal de autobuses, hasta la clínica, el mercado y los espacios verdes, entre otros, lucen vacías.

A través de búsquedas en diferentes plataformas, se puede constatar que existen opciones de venta de departamentos en Ciudad Modelo, debido a que las empresas desarrolladoras de vivienda no logran acomodar los inmuebles.

Además, el resto de la actividad económica en Mazapiltepec, Nopalucan, Rafael Lara Grajales, San José Chiapa y Soltepec aún se concentra en el campo y el comercio, fuera de la zona de influencia de Audi.

De acuerdo con información de los municipios involucrados, menos del 5 por ciento de la población obtiene un beneficio directo o indirecto por la actividad de la empresa automotriz, y menos del 1 por ciento por Ciudad Modelo.


Audi, en declive

La producción en Audi va en decremento, si nos apoyamos en datos recabados a través del Registro Administrativo de la Industria Automotriz de Vehículos Ligeros, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Sólo en el comparativo del mes de marzo la producción se desplomó en 50 por ciento, al pasar de 16 mil 749 unidades en ese mes de 2019 a 8 mil 609 del periodo de referencia, pero de 2020.

En el acumulado enero-marzo de 2020, la automotriz alcanzó a ensamblar 34 mil 152 vehículos del modelo Q5, el único que se fabrica en la planta de San José Chiapa; es decir, 15 mil 852 autos menos que los que se produjeron en el primer trimestre del año anterior.

Con la industria deprimida, actualmente por el aislamiento a partir de la presencia del SARS-CoV-2, la zona pende económicamente de un hilo y se sostiene exclusivamente de las actividades del sector agropecuario y el comercio.

Tampoco hay evidencia de dinamismo económico por la operación del Centro de Mantenimiento Optoelectrónico a cargo de la Secretaría de Marina, a la que se entregaron predios en San José Chiapa para impulsar la zona.

No obstante, pese a todas las evidencias de inexistencia legal del programa de Zonas Económicas Especiales, y del “elefante blanco” que les heredó el morenovallismo, los legisladores locales aprobaron un exhorto que exhibió desconocimiento, ya que en lugar de esas áreas, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador impulsa el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas, como proyectos esenciales.

 

 

  • URL copiada al portapapeles