Estudiantes aumentan solicitudes de atención psicológica

En el marco del Día de la Psicóloga y Psicólogo, la BUAP compartió las cifras de la reciente demanda del servicio de Atención al Bienestar Emocional.

La Dirección de Acompañamiento Universitario (DAU), a través de la Coordinación de Atención al Bienestar Emocional, de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) brinda sus servicios a los estudiantes, quienes han incrementado sus solicitudes de atención durante las últimas cuatro semanas.

Así lo informó el titular de esta dirección, Juan Carlos Pinacho Cruz, quien señaló que la situación actual ha provocado diversos estados emocionales en personas de todas las edades. En el caso de la comunidad universitaria, dio a conocer que han recibido alrededor de 250 solicitudes de consulta de primera vez, durante el confinamiento.

De acuerdo con el director de la DAU, esta cifra es poco común porque generalmente las solicitudes crecen en el inicio o término del semestre, cuando los estudiantes pueden estresarse más por su rendimiento académico. En este sentido, señaló que la mayor demanda se ha centrado en los estudiantes de licenciatura, con 96 por ciento.

En el marco de la conmemoración del Día de la Psicóloga y Psicólogo, este 20 de mayo, el titular de la DAU mencionó que el crecimiento de la demanda se vincula a estados de ansiedad, tristeza, depresión, o bien por violencia dentro del núcleo familiar, donde las relaciones interpersonales se tensan por el encierro o la incertidumbre generada por la pandemia, así como por cuestiones de género.

También lee: Desbordada la conducta social en Puebla, reprocha Barbosa

Acciones institucionales para el bienestar emocional

“La DAU colabora con un grupo de psicólogas y psicólogos que atendían de manera presencial, de lunes a viernes, de 9:00 a 17:00 horas, en las unidades de bienestar emocional, situadas en las áreas Centro, de la Salud y Ciudad Universitaria, así como en el Complejo Regional Sur en Tehuacán y en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, en Tecamachalco”, destacó el maestro Pinacho Cruz.

Respecto a la atención que se otorga en medio del confinamiento, explicó que el personal de psicología sigue trabajando basado en protocolos o líneas de atención que se difunden a la comunidad estudiantil en redes sociales. De esta forma, cualquier estudiante puede hacer una solicitud proporcionando sus datos -nombre, número telefónico, matrícula y programa de estudios- en el correo dau.contigo@correo.buap.mx.

Una vez que se corrobora la información proporcionada, la DAU se contacta con la alumna o el alumno para darle una cita virtual de lunes a viernes, utilizando distintas plataformas en línea, y de no contar con acceso a internet, se atiende vía telefónica.

También lee: Joven poblano narra lo difícil que fue perder a su hermana por coronavirus

La importancia de la salud emocional

Pinacho Cruz señaló que en el grupo de población entre 14 y 29 años –en el cual se ubica la comunidad estudiantil–, se presentan los trastornos emocionales e incluso psiquiátricos con más frecuencia, por ese motivo es importante destacar el cuidado de la salud emocional de la juventud.

Por otra parte, el titular de la DAU enfatizó que cuidar la salud mental se refleja, primero, en un ahorro financiero en salud pública, sobre todo porque está ligada al bienestar corporal; y, posteriormente, en un mejor funcionamiento social.

Cómo podemos cuidar nuestra salud mental

El maestro Juan Carlos Pinacho resaltó la importancia de acudir con un especialista de la salud mental para conocer nuestra persona y recursos propios que nos permitan hacer frente a una crisis. Sin embargo, reconoció también que existen estrategias de autocuidado que nos permiten alcanzar ese bienestar deseado, entre estas seguir adecuadamente los ciclos de sueño y sin interrupciones, además de realizar actividad física que involucre relajación y meditación, por lo menos 3 a 5 veces por semana.

Además, prescindir o regular el consumo de tabaco y alcohol. Asimismo, reconocer y evitar las relaciones interpersonales violentas en la familia o pareja; al contrario, fomentar amistades con pares, con quienes se deben intercambiar las necesidades personales, pero de forma respetuosa, a fin de establecer límites y formar verdaderas redes de apoyo.

  • URL copiada al portapapeles