Fallece fundador de RYC ALIMENTOS, Ramón Lozano

Ingeniero civil, egresado de la Universidad Autónoma de Puebla -actualmente la BUAP

A los 95 años de edad falleció Ramón Lozano Traslosheros, benefactor, empresario y fundador de la compañía RYC ALIMENTOS, identificado como promotor de la actividad económica en Puebla y generador de empleos.

Ingeniero civil, egresado de la Universidad Autónoma de Puebla -actualmente la BUAP-, se desempeñó como académico en los primeros años de su vida profesional, como docente en instituciones privadas como el Instituto Oriente.

Miembro de una familia dedicada a al actividad porcícola, en el municipio de Atlixco, al paso de los años se interesó por continuar la vocación empresarial agropecuaria de los suyos, y el 21 de noviembre de 1983 fundó la empresa RYC ALIMENTOS, que desde entonces se caracterizó por ser vanguardista en su ramo, por la aplicación de tecnología de punta en materia de cárnicos.

De acuerdo con reportes de la compañía, fue la primera en ofrecer cortes de cerdo frescos empacados al alto vacío y en 1994, con la dedicación de Ramón Lozano, inauguró la planta frigorífica tipo TIF.

En una década, a partir de finales de los 80, comenzó a crecer la empresa con tiendas en El Carmen, Las Ánimas, Huexotitla y San José, para confirmar el espíritu inversionista de su fundador, que se fijó como meta desarrollar una amplia cadena para llegar a más hogares poblanos.

Para mediados de los 90 abrieron oficinas en la Ciudad de México y Guadalajara, para convertirse en una de las firmas líderes en la venta de carne y a la fecha se ofrece al público en 17 estados del país.

Actualmente RYC ALIMENTOS goza de estabilidad financiera y es una de las marcas de mayor reconocimiento no solo local sino nacional y en diferentes mercados de Estados Unidos, gracias a sus exportaciones.

En más de tres décadas de existencia, se consolidó de tal forma por la labor de Lozano Traslosheros que obtuvo reconocimientos como el Premio Nacional de Exportación y el Premio Nacional Agropecuario.

También dedicó parte de su vida al altruismo, con la fundación de Beneficencia Privada Villas Juan Diego, que comenzó operaciones en noviembre de 1990. Para 1994 puso en funcionamiento la primera villa en la 6 Norte Número 1611 de la ciudad de Puebla, en la que contó con la aportación de las religiosas de la Congregación Siervas de Jesús de la Caridad.

Al paso de los años, y a partir del esfuerzo de su fundador, crecieron en número de pabellones para atender a más personas, tal como lo visualizó Ramón Lozano.


  • URL copiada al portapapeles